Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Sab, Nov 3rd, 2012

‘Vía Bogotá-Villavicencio se volvió un oleoducto sobre ruedas’: Marcela Amaya

Comparte
Tags

Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

La representante explica la precaria situación de la carretera que comunica el centro del país con los llanos orientales, por la cual pasan gran parte de los hidrocarburos que consume la Nación.

Por Javier Forero

Trancones de varias horas, cierres totales, tránsito restringido en algunas zonas y aumento en los tiempos de viaje, es el panorama actual de la vía Bogotá-Villavicencio. Por esta carretera pasan diariamente casi 110 mil barriles de petróleo que consume el país, así como más de 70% de la carne que requiere la capital colombiana, sin contar productos como soya y arroz, que se producen en la región de la Orinoquia. Sin embargo, recorrerla se convirtió en “un viacrucis”.

La representante a la Cámara Claudia Marcela Amaya, junto a los también congresistas Maritza Martínez y Hugo Velásquez, todos del departamento de Meta, ha iniciado desde hace algunos meses gestiones para la construcción de una doble calzada por esta vía. Sin embargo, asegura que a pesar de haber voluntad de parte del Gobierno aún no existen estudios y el panorama es incierto.

¿Qué es lo que pasa con la carretera Bogotá-Villavicencio?

La vía colapsó. La infraestructura de este corredor quedó obsoleta y no da abasto para satisfacer las necesidades de los departamentos de la región de la Orinoquia (Meta, Vichada, Arauca y Casanare), que utilizan esta carretera para comunicarse con el centro del país.

¿Por qué colapsó?

Esta región es la mayor productora de hidrocarburos del país, y en los últimos años la extracción ha venido en ascenso, lo que ha provocado un aumento en el número de tractomulas que circulan con crudo diariamente por la vía. La carretera se volvió un oleoducto sobre ruedas.

¿Cuántas tractomulas circulan diariamente?

Aproximadamente transitan 2.300 mulas y carrotanques en ambos sentidos, con más de 50% del petróleo que consume el país.

Pero por algún lado tiene que pasar el desarrollo…

Sí, por eso se ha hecho un trabajo bastante arduo desde el Congreso para gestionar la doble calzada Bogotá-Villavicencio, incluso desde 1974 existe una Ley de la República que garantizaba recursos en esta materia, pero nunca se cumplió por parte del Gobierno. Ha faltado voluntad política.

Pero el Gobierno anunció hace algunos meses que ya se estaba construyendo la doble calzada…

Ahorita se está realizando un tramo de 27 km por parte de un particular que va de Cáqueza a Chirajara y se va a demorar hasta 2017, pero el resto de la vía aún está sin intervención alguna, es decir, la vía se va a convertir en un cuello de botella.

Y mientras se define algo ¿qué ocurre con la vía?

Hemos insistido en que se debe acortar a tres años el plazo para entregar el tramo que ya se está construyendo, pero mientras tanto venimos trabajando en unas vías alternas que nos ayudarían a descongestionar, como son la de Choachí y la de San Luis de Gaceno. Sin embargo, la solución real es la doble calzada en todos los 85 km que comunican a Bogotá con Villavicencio.

¿Para cuándo va a estar la doble calzada totalmente terminada?

Aún no tenemos la financiación de la totalidad de la vía para doble calzada, tan solo tenemos los 23 km que ya se están construyendo.

¿Entonces para cuándo estaría?

Eso es lo que esperamos que defina el presidente Juan Manuel Santos el próximo 6 de noviembre en su visita a la zona.

Pero ustedes aseguran que la vía ya colapsó, ¿qué va a pasar entonces?

Mientras tanto las personas que utilizamos esta carretera seguimos en un viacrucis. Se han tomado medidas inmediatas y necesarias, como la ampliación de los túneles de Quebrada Blanca, donde actualmente no caben dos tractomulas al tiempo, igualmente que el tráfico pesado circule mayormente en las noches y de lunes a sábado y con el tránsito limitado los domingos y festivos.

Y en cuanto a la doble calzada…

Hay una propuesta de Corficolombiana, que contempla la construcción de la doble calzada en 41 kilómetros, que tendría 15 túneles y 29 puentes y que se haría en un plazo de seis años, pero contempla la creación de dos peajes más y eso es lo que no queremos los llaneros. Nosotros hoy día pagamos los peajes más costosos del país, ahora tenemos tres peajes, más los dos que se crearían y los que se implementen más adelante serían casi seis o siete.

O sea que está descartada esa propuesta.

Por nuestro lado sí. Esperamos que así lo hagan también la Asociación Nacional de Infraestructura (ANI), el Ministerio de Transporte y el mismo presidente Santos.

¿Qué les podemos decir a los agricultores y ganadores que se han visto afectados con la situación?

Que nos toca tener paciencia a todos y que tenemos que seguir trabajando para que el Gobierno Nacional nos financie esta vía tan importante. Cabe recordar que la Orinoquia es la que impulsa en gran parte la locomotora minero-energética.

Si se incentiva la locomotora minero-energética por parte del Gobierno, ¿por qué no se incentiva también la construcción de vías por las cuáles pasa el desarrollo?

Eso es lo que estamos esperando que responda el Gobierno, nos parece injusto que seamos los que más aportamos a la locomotora y así mismo los más olvidados. Pero tenemos fe en que las cosas salgan bien.

Claro que esa vía lleva más de 20 años en construcción y siempre ha tenido problemas…

Sí, hay que aceptar también que el terreno no es el mejor, pero más allá de eso infortunadamente siempre hemos tratado la vía con paños de agua tibia y sólo aprendemos con las tragedias que ya han ocurrido. Cuando llega la temporada de lluvias los derrumbes son la constante y los departamentos que conforman la otra mitad de Colombia quedan aislados del resto del país por varios días.

¿Qué hace Coviandese(mpresa que tiene la concesión de la vía) con los casi 15 mil millones de pesos que recibe mensualmente por peajes?

Hace mantenimiento y pequeños arreglos, pero aseguran que los recursos no alcanzan, de allí que necesitemos el apoyo del Gobierno.

Pero los recientes anuncios de la ANI indican que la vía Bogotá-Villavicencio no está entre las seis carreteras prioritarias a las que se les va a dar presupuesto…

En la última reunión que tuvimos con el presidente le planteamos el tema y hubo voluntad de parte de él y, por supuesto, de la ministra de Transporte (Cecilia Álvarez). Falta que la voluntad se haga realidad y acceda a la financiación de la doble calzada y a la aceleración del tiempo de entrega del tramo que se construye actualmente.

¿Cuánto costaría la doble calzada?

Aún no sabemos cuánto, porque hasta el momento no se tienen estudios y eso es lo que queremos, que el Gobierno contrate los estudios.

O sea que hasta el día de hoy aún no sabemos qué va a pasar…

Exacto. Esperamos simplemente la respuesta por parte del Gobierno.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>