Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Vie, Dic 21st, 2012

Una Reforma donde vuelven a ganar los ricos


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Por Mario Serrato

En la madrugada de este viernes 21 de diciembre se aprobó la Reforma Tributaria del gobierno Santos. Colombia debe saber que el gobierno nacional dispuso de los aviones de la FAC para llevar a sus casas a los congresistas que hicieron el sacrificio inconcebible de trabajar unos días antes de la navidad.  Sin embargo lo peor de esta reforma estriba en el hecho de haber sido negada una rebaja en la gasolina de $ 400 pesos, la cual ocasionaría al erario nacional $ 400 mil millones de pesos menos en su disponibilidad presupuestal para la atención, según dice el gobierno, de asuntos sociales. 

Lo que el país parece no haber notado consiste en que la mencionada reforma no aprobó, y casi sin discusión, una propuesta de grabar en un 5% los dividendos de los accionistas superiores a $ 200 millones de pesos, dinero que sin duda hubiese tapado el hueco de los $ 400 mil millones que alega el gobierno dejaría de percibir si se hubiese dado la rebaja de $ 400 pesos en el precio de la gasolina.

Las ganancias de esos accionistas, fundidas en la contabilidad general del sistema financiero, alcanzan la absurda cifra de 6 billones de pesos a octubre de 2012. Esas mismas ganancias contaron con el respaldo de $ 300 mil millones de pesos que el Banco de la República dispuso para atender la crisis económica surgida con las maniobras de Interbolsa. Por otra parte, con el gravamen del 5% a los dividendos de los accionistas se conseguiría desestimular de alguna manera el mercado de acciones de Colombia, el cual absorbió, en tan solo un año, casi un billón de pesos, cuyo destino, en un país con tantas carencias, debió ser la creación de infraestructura, generación de empleo, mejoramiento de la educación o erradicación de la miseria. Por el contrario, estos capitales que hubiesen dado dividendos sociales al país y beneficios económicos a sus propietarios terminaron en los estómagos parasitarios de los bancos, en las cajas fuertes del sistema financiero y en el mundo irresponsable, descarado e insaciable del mercado acciones.

En la Bolsa de Colombia no existen voces que atiendan, con todo el capital que controlan, temáticas relacionadas con el mejoramiento del país; las voces de ese gremio solo atienden sus propias necesidades y observan como único factor positivo el incremento de sus beneficios. A un accionista de alguna bolsa en el mundo alguna vez le preguntaron: ¿En relación con las ganancias, cual es su limite? Este contestó con un solo vocablo de forajido: Más.
Me despido diciéndoles que la gasolina que utilizarán los aviones de la FAC para llevar a sus casas a los congresistas que votaron la reforma la pagará el pueblo de Colombia, el mismo al que no le rebajaron el precio de la gasolina en las cantidades que una economía consiente y equitativa hubiese permitido.

 

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>