Publicado el: Lun, May 12th, 2014

“TRABAJANDO POR EL PAÍS”


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

SerratoPor Mario Serrato/

Foto “tusemanario.com”

“En opinión de la ex actriz, (profesión que nunca debió abandonar) trabajar por el país equivale a sabotear el proceso de paz con la guerrilla”.

!!Trabajando por el país¡¡. Con esta respuesta Lina Luna respondió a una entrevista que le hicieron recientemente en el aeropuerto de Bogotá. En ese momento ya la fiscalía tenía en la mira a su esposo, Andrés Supúlveda, quien se encontraba dedicado a la tarea de interceptar comunicaciones a personas e instituciones con el único propósito de socavar o destruir el proceso de paz que se adelanta en La Habana.  

Las razones que tuvo la fiscalía para investigar al marido de la reconocida actriz de televisión, al parecer tienen origen en sus fanfarronadas. Todo el  que quiso oírlo lo encontraba diciendo que disponía de información suficiente para acabar con el proceso de paz. Incluso un político avezado e influyente de nombre Luis Alfonso Hoyos creyó encontrar en las boconadas de Sepúlveda el argumento para acabar con los diálogos de paz que tanto odian él y sus jefes,  y se lo llevó corriendo a RCN en donde encontró a un periodista serio y profesional como Rodrigo Pardo quien evaluó la situación sin encontrarla  suficiente para el propósito de los mensajeros.

Se imaginaron abrazados y reconocidos por Uribe, Londoño, Zuluaga y Obdulio. Gritaron fuego en el cine antes de que ingresara el público a la sala y tuviera inicio la película. Pero no pasó nada.  

Este trio de marionetas,(Luna, Sepúlveda y Hoyos ) me hacen recordar a Addison, un personaje citado por Jhon Kennedy Toole en su obra maestra “La Conjura de los necios”, el cual decía algo así: La naturaleza a veces hace a un tonto, pero un fanfarrón, es siempre obra del hombre”.

En opinión de la ex actriz, (profesión que nunca debió abandonar) trabajar por el país equivale a sabotear el proceso de paz con la guerrilla. Equivale también a apoyar a un esposo fanatizado hasta la médula por un anticomunismo visceral y un uribismo patológico. También lo es trabajar en una campaña política y en otra, como cualquier mercenario.  

En su opinión trabajar por el país significa poner en marcha estrategias de comunicación solo para el poder, por eso no se le conoce una sola estrategia puesta a disposición de personas a las que el poder solo avasalla. 

Las agotadoras y abnegadas jornadas de trabajo por el país de Lina Luna, en tan extrañas circunstancias y formas, presentan una faceta poco filantrópica: el pago de enormes cantidades de dinero en contratos suscritos con campañas políticas. Sin despreciar el beneficio obtenido al mantener relaciones con altos dignatarios del gobierno o con influyentes personajes de los partidos políticos, y la oscura y confusa  relación con altos miembros de la cúpula militar mediada por su esposo.

Antes de esta campaña, según concluye la investigación, trabajó para el gobierno Uribe, del cual formaba parte Santos, después lo hizo para la campaña Santos, de la cual era parte Uribe, y ahora trabaja para Zuluaga, quien formó parte del gobierno Uribe cuando Santos era parte del mismo.   

Cómo tenía que suceder en su trabajo por el país, los que realmente se benefician del país y de su trabajo, la dejaron pasando trabajos en el momento más difícil. Ahora, sin trabajo, tendrá mucho tiempo para pensar en una legendaria frase de la televisión y del cine: Como siempre, sí usted o alguno de los miembros de su equipo es capturado o muerto, nuestro gobierno negará cualquier conocimiento de sus acciones.

Esta pobre señora, con sus ideales enfermizos, con su abnegación majadera y con su imagen tirada al cesto de la  basura, solo le resta contemplar durante muchos años como su esposo se pudre en una cárcel, mientras su hijo crece sin su presencia y mientras los que la usaron seguirán trabajando y disfrutando para ellos  el país de ellos, en el que Lina Luna, su marido y L.A. Hoyos, solo caben mientras hagan el trabajo sucio.

Lina, L.A. Hoyos y Sepúlveda deben pensar en Addison por una razón: Addison se inspiró en personas como ellos para lanzar su frase máxima.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>