Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Lun, Feb 18th, 2013

Slim, el intocable

Comparte
Tags

Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Mario-SerratoPor Mario Serrato

Tuve la oportunidad de escuchar en la radio que un grupo de abogados presentó una denuncia penal contra el señor Nicolás Slim, el Líbano- mexicano dueño de la mas grande fortuna del mundo.

Su fortuna, tasada por la revista Forbes en mas de 70 billones de dólares, fue incrementada en mas del doble durante el gobierno de Vicente Fox y su expansión hacia América latina le ha permitido adueñarse de las comunicaciones vía celular y el sistema de televisión cerrada en más de 4 países, entre ellos Colombia. Lo interesante de los programas radiales que escuché estriba en que los periodistas calificaron a los abogados que interpusieron la denuncia, de aventureros en búsqueda de fama y publicidad. También surgió como elemento de censura por parte de los medios, el hecho de considerar que las deudas en Colombia no pueden ser perseguidas penalmente. En momento alguno se detuvieron los periodistas a mirar con detalle el tipo penal de Fraude a Resolución Judicial, el cual conmina a todas las personas a cumplir las decisiones  judiciales so pena de incurrir en una conducta que impida la eficacia de la justicia.
Pues bien, al parecer, el Consejo de Estado, autoridad judicial colombiana, ente soberano y legítimo, expidió una resolución judicial o  sentencia en la que ordena el pago de una obligación a una empresa del señor Slim, pago que aun no se ha efectuado sin que exista, según los denunciantes, razón para que el magnate o sus empresas se sustraigan del cumplimiento de dicha sentencia. Como es fácil notar, la denuncia se enfoca al cumplimiento de una sentencia judicial, no a una deuda como tal, razón que permite inferir legitimidad en la acción emprendida por los abogados.
Lo más preocupante de esta situación consiste en que los periodistas de la radio no se detuvieron a pensar en que el magnate pudo haber incurrido en un delito, o que el señor Slim es en materia penal, civil o laboral un empresario más, sometido, como cualquier ciudadano  a la legislación colombiana y sujeto de obligaciones y responsabilidades en el mismo nivel que cualquier hijo de vecino. No, la censura de los medios se enfocó al calificar de oportunistas a los abogados y nunca  a pregonar el necesario concepto de igualdad ante la ley que tantas heridas padece de manera cotidiana en el mundo del tráfico de influencias, la asignación de crédito bancario, la posibilidad de educación de buena calidad, las oportunidades para acceder a la justicia o la mínima condición de tener un trabajo o una vivienda en condiciones dignas. El hombre poderoso en mucho lo es, debido a que el menesteroso le ayuda por que sí.
Realmente no creo que Nicolás Slim necesite de la solidaridad gratuita de los medios para

seguir adelante con su acumulación absurda de capital. Al contario, creo que mantiene vigencia  aquella frase adjudicada a Tomás Cipriano de Mosquera, la cual dice así: Es más fácil encadenar a un hombre libre, que liberar el alma de un esclavo.
Hace aproximadamente dos años un grupo de supermagnates decidió donar a causas sociales un significativo porcentaje de su fortunas, cuando invitaron al señor Slim a participar de tan encomiable empresa no fue posible conseguirlo en ningún teléfono. Tampoco respondió los correos electrónicos.  Sin embargo quien pretenda, mediante acciones legítimas, mellar de modo ínfimo su fortuna absurda, recibe la censura de los medios.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>