Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Vie, Ago 10th, 2012

Si dejaran gobernar a Petro


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Por Unicor

Los detractores del Alcalde Mayor, Gustavo Petro no cejan de perseguirlo y hostigarlo; se apresuran a través de sus medios de opinión, en vaticinar un irremediable fracaso de la Administración de la Bogotá Humana, encuestas y sondeos, son algunos de los instrumentos que miden, al parecer; la mala imagen que tiene entre los capitalinos. Según ellos, la desaprobación de su gestión también va en aumento.

Por tanto analicemos la actuación del Alcalde Mayor y saquemos nuestras propias conclusiones: Gustavo Petro contra todos los pronósticos, ganó la Alcaldía Mayor de Bogotá, venció en franca lid al infalible Enrique Peñalosa en esa ocasión acompañado de Lucho y del Ex presidente Uribe, derrotó la clase política tradicional, los contratistas, y a un Concejo Distrital aún hegemónico. Desde que asumió como Alcalde Mayor, ratificó su compromiso político con la lucha contra la segregación, el cambio climático y por la defensa y protección de lo público. Leal a su programa de gobierno, construyó colectivamente un plan de desarrollo profundamente incluyente y progresista; el cual a pesar de la gratuita oposición de la mayoría del Concejo Distrital, fue aprobado, en conjunto con el presupuesto del 2012. En estos momentos siguiendo las dinámicas propias de lo público se tramita en el cabildo distrital la armonización presupuestal, la aprobación del cupo de endeudamiento por 4,3 billones de pesos y la modernización tributaria, entre otras iniciativas.

En fin, en términos de eficiencia administrativa no se puede decir, al menos con pretensiones de validez, que el gobierno distrital no está cumpliendo con sus obligaciones y competencias; por todos es sabido, que lo primero que se debe hacer para encarar la administración de un ente territorial, en este caso, la capital del país, es estructurar, consolidar y aprobar en los niveles que corresponden, entre otros instrumentos; el plan de desarrollo y su respectivo presupuesto. Sin embargo, es claro que no nos encontramos ante una ciudad y un alcalde cualquiera; Bogotá concentra los mayores desafíos, su complejidad y grandeza, son sinónimos de oportunidades pero también de mayores exigencias públicas, Gustavo Petro a la vez, es un líder que en su trayectoria ha demostrado consistencia, carácter e inteligencia.  Sin lugar a dudas Petro no sólo cumplirá con sus funciones ordinarias, en las  primeras de cambio ha demostrado que su administración ajustada a la Constitución y la ley, estará llena de iniciativas y decisiones acordes con su talante progresista.

Que no nos digan mentiras, en estos ocho cortos meses de gobierno, Gustavo Petro coherente con la Bogotá Humana, ha tomado decisiones políticas antes impensables e inviables dentro del modelo político y económico imperante. La firmeza de sus convicciones ha permitido que viejos anhelos ciudadanos, hoy sean una realidad tendenciosamente opacada por los representantes del status quo: la política del desarme general que ha permitido una disminución de los índices de criminalidad, la revocatoria del contrato de arrendamiento de la empresa privada que manejaba la plaza de toros La Santamaría, en una prohibición que busca acabar con la violencia y la muerte de animales indefensos, el tan anhelado mínimo vital en el agua potable que en cada ciclo de facturación beneficia a cerca de 3,2 millones de personas pertenecientes estrato I y II, beneficio que se extenderá gradualmente a otros estratos. La rebaja en las tarifas del Transmilenio  con el Decreto 356 del 23 de julio de 2012 que determinó que el pasaje en horas de mayor congestión quedará a 1.700 pesos y en horas valle a 1.400, entre otros beneficios, para la población más vulnerable, son algunos de sus grandes logros; aún no valorados en toda su dimensión.

Desde esta perspectiva cabe entonces preguntarnos ¿por qué tanto insulto y ofensa contra la persona que promulga precisamente la política del amor?.  ¿Cual ha sido la falla ostensible para que se levanten los heraldos de la incredulidad y los profetas de las revocatorias?. Gustavo Petro ganó la Alcaldía Mayor apostándole a una ciudad más humana, en consecuencia, ha puesto en el centro de la administración al ser humano y su desarrollo, a la fecha ha tomado decisiones consideradas como imposibles para sus antecesores, millones de bogotanos y bogotanas en tan solo ocho meses han obtenido conquistas que han impactado sustancialmente su nivel de vida.

¿Por qué entonces, no cesa la persecución?

Sencillamente porque de lo que se trata no es de evaluar de forma objetiva su desempeño, en esto, hasta los órganos de control parecen haber tomado partido, distinto al comportamiento del alcalde que respetando la competencia e independencia del Concejo Distrital, no tomó partido en el nombramiento del Personero o del Contralor. Es posible pensar que las criticas delirantes obedecen a otros móviles, los huérfanos del poder distrital ya no duermen tranquilos; saben que cada vez que Petro toma una iniciativa o una decisión aplazada por décadas a favor de los más débiles, amenaza con consolidar y extender su presencia por todo el territorio nacional.

Se hace pues necesario que sin demora, en una convalidación del apoyo depositado a través del voto libre y consciente, se levanten declaraciones de respaldo y de confianza ciudadana.  En estos precisos momentos se debe rodear al Alcalde Mayor, es menester estimular su lealtad y compromiso con el programa promovido en campaña; quienes han sentido y conocido a través de su obra, su inquebrantable voluntad, deben manifestarle su aprecio, el calor popular le dará más fuerza física y espiritual para continuar afrontando los desafíos de la hora.

Displaying 4 Comments
Have Your Say
  1. Excente tu comentario. Muy objetivo te falto el hit del alcalde con lo del pico y placa.

  2. Jaime Enrique Blandón Schiller dice:

    Comparto algunas ideas, pero me preocupa que se planteé en el mismo viejo lenguaje de todos los políticos: son infalibles por sus buenas intenciones, negados a la crítica, al diálogo, a la escucha. A Petro como a otros no se les niegan las buenas ideas. Pero rodeado de aúlicos que tratan de seguirle el paso, no está siendo ayudado tampoco. …

    • unicor dice:

      Jaime acojo completamente tu comentario, a Petro le falta saber escuchar, atender la crítica y apostarle al díalogo. Tambien es cierto que en la Administración hay muy pocos que puedan hablarle con caracter y autoridad política. Yo espero que eso mejoré, porque de lo contrario tales errores pueden afectar sustancialmente los aciertos. Gracias.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>