Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Jue, Abr 10th, 2014

!Santos la Embarraste!


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

unicorPor Unicor

“El presidente Santos, de un solo plumazo hecho por la borda lo construido en materia de democracia, constitucionalismo y derechos, valores por los cuales muchos han ofrendado sus vidas”.

Dice el presidente Santos, así como ha dicho tantas cosas, que si el Consejo de Estado ordena la restitución a su cargo de Gustavo Petro, inmediatamente cumplirá la orden judicial. Pretende con ello superar la animadversión que causó su decisión de no aplicar las medidas cautelares otorgadas a favor del Alcalde, por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Ya es tarde presidente el daño a la Constitución, a la democracia, a la institucionalidad, y a su añorada reelección, está hecho. 

En este sentido y sin ignorar las grandes gestas realizadas en Colombia, las que casi siempre son desconocidas por el régimen, recordemos las consecuencias que dejo para occidente la llamada Revolución Gloriosa:

El absolutismo se imponía durante el Siglo XVI en Inglaterra, durante el Siglo XVII el poder de los comerciantes burgueses aumentaba, también las tensiones con el Estado monárquico que pretendía mantener sus privilegios, frente al crecimiento de la clase burguesa la monarquía reaccionó creando nuevos impuestos, restricciones al comercio, y reforzó su alianza con la jerarquía eclesiástica. El parlamento trato de reaccionar y la respuesta de Jacobo I Estuardo fue disolverlo en 1610.  A pesar de la oposición del parlamento, la corona siguió cobrando impuestos, hasta que en 1639 y 1640 los burgueses dijeron ¡no más!, se revelaron se profundizo la crisis y estallo la guerra civil. En 1648 con el liderazgo de Oliverio Cromwell se procesó al Rey Carlos I, en 1649 los representantes de la corona fueron expulsados del parlamento y sobre la cabeza de Carlos I se proclamó la república. Después de la muerte de Cromwell, en 1660 los burgueses más poderosos quisieron privilegios propios y restauraron la monarquía, posteriormente Jacobo II, quiso desconocer los logros alcanzados e imponer nuevamente una monarquía absoluta.

Jacobo II se equivocó ya la sociedad había probado que eran las libertades y no estaba dispuesta regresar a un régimen absolutista, por el contrario los sectores más avanzados ya estaban imbuidos en las ideas liberales de John Locke. Al final sin violencia, en 1688 triunfo la Revolución Gloriosa, se fue para siempre la monarquía absoluta y con ella, quienes pretendieron imponerla por encima de los derechos civiles. 

Nos enseña pues la historia que los temas relacionados con la sociedad y la política son serios, y las decisiones que tomen sus gobernantes dejan consecuencias, no porque dichos gobernantes se pongan por debajo de los grandes desafíos del Estado, la sociedad pierde su rumbo, a pesar de los mismos gobernantes, la dialéctica de la historia va imponiendo limites a sus actuaciones y cuando las dinámicas sociales avanzan, los que se quedan para siempre son ellos, quienes desconocieron lo alcanzado y quienes atentaron contra los principios reconocidos por dichas sociedades.

El presidente Santos seguramente escuchando los consejos de personas como su candidato vicepresidencial, German Vargas Lleras, de un solo plumazo hecho por la borda lo construido en materia de democracia, constitucionalismo y derechos, valores por los cuales muchos han ofrendado sus vidas. No olvidemos, la democracia importa por su fondo y por el respeto que merezcan sus decisiones, que la Constitución de 1991 aún vigente fue el resultado de un proceso de paz exitoso que incorporó en la década de los 90 a varios grupos insurgentes, como el M19 del cual hizo parte el burgomaestre arbitrariamente destituido, y que en el constitucionalismo moderno la promoción, defensa y protección de los derechos humanos está por encima de cualquier consideración de Estado, más aún, por encima de cálculos de política electoral.    

Santos la embarro, y de qué forma, al margen de su concepción de Estado, creo que antes del desconocimiento de las medidas cautelares a favor de Gustavo Petro, era reconocido por seguidores y detractores como un hombre que respetaba la Constitución, el Estado de Derecho, y sus instituciones, en la actualidad creo, que ninguna de sus declaraciones merecen respeto, credibilidad, menos acatamiento y como infortunadamente para el país ejerce el cargo de presidente, el daño causado se extiende a la sociedad, y al Estado que representa.

Ahora manifiesta que si el Consejo de Estado profiere medidas a favor de Petro, él las acatará, Santos ya puedes decir lo que quieras, no es importante, al margen de que logres una lánguida reelección, lo inaplazable es iniciar la recomposición democrática y constitucional, usted y su nefasto legado deben quedar en el pasado, tal como quedaron en otras épocas, los monarcas que pretendieron desconocer los logros alcanzados por las fuerzas democráticas.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>