Publicado el: Vie, Ene 4th, 2013

¿Revocatoria?


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

firma-petroPor: Andrés Preciado

El proceso de revocatoria de mandato que se intenta adelantar en contra del Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, ha generado revuelo en el país por la posibilidad de remoción al mandatario de uno de los cargos públicos más importantes de nuestro sistema político, no obstante poco se ha hablado de la forma como se lleva a cabo el proceso y menos aun de sus posibles consecuencias. 

De entrada se debe decir que la revocatoria del mandato es un mecanismo consagrado para que la voluntad popular, expresada a través de la participación electoral, remueva de su cargo a quien siendo elegido popularmente incumplió el programa que presentó al momento de la postulación. Aquí encontramos el primer error de implementación y análisis en el proceso que se adelanta contra Petro, sin convertirme en su defensor y dejando clara mi oposición a su forma de gobierno. Error en cuanto no se propone o adelanta una revocatoria basada en razones de desencuentro o desagrado con el gobernante o su estilo, como parece ser el caso bogotano, sino por su incumplimiento al programa de gobierno que luego se plasmó en plan de desarrollo, ¿Está Petro incumpliendo el plan de desarrollo que se promulgó para la ciudad conforme al proyecto de Bogotá Humana? Habría que analizarlo más en detalle pero inicialmente debería decir que no, se han cometido errores en la aplicación práctica, pero en el marco de lo postulado por el plan de los bogotanos.

Si bien el Alcalde ha cometido errores, como ya señalaba, debe responder por ellos ante estrados judiciales y organismos de investigación y control, y no pueden tratar de ser cobrados en las urnas de manera anticipada, mal mensaje se enviaría a la ciudadanía si se permite que en el país se instale un frenesí de propuestas de revocatoria ante los traspiés de las administraciones. Si bien los promotores están en todo su derecho de iniciar la recolección de firmas, pareciera que su interés es político, no ya el consagrado de control y veeduría de la ciudadanía, sino distancia de las formas y procederes del Alcalde de la capital.

Si Petro ha obrado de manera incorrecta al frente de Bogotá, que sea investigado y judicializado como la ley lo consagra, pero no deben actuar de jueces sus opositores políticos tratando con artimañas jurídicas de cobrar su mala imagen pública, es posible que los ciudadanos no estén de acuerdo con la forma de gobierno del mandatario, pero fue ése el mandatario que escogieron.

Más de fondo, vale la pena señalar que en el país históricamente no han sido bien recibidas las revocatorias de mandato, pocas han resultado exitosas. Desde mi punto de vista esto se debe a una cultura política que respeta los resultados electorales, pero no por ello traga entero, en otras palabras, puede que no se esté conforme con Petro, pero se le respeta su victoria, este debe ser un detalle que los promotores no pueden olvidar antes de hacer entrar al Estado en gastos cuantiosos en una posible consulta popular.

Para finalizar una ultima reflexión a manera de pregunta ¿Se ha preguntado lo promotores que hacer en caso que Petro termine fuera del cargo? ¿Cuál es el mecanismo de reemplazo? Creo que esas simples consecuencias generan un caos mucho mayor a una ciudad políticamente convulsionada, vale la pena permitir que el Alcalde tenga un segundo año de gobierno y permitirle ejecutar, vigilándolo claro está, sin la presión de una moción de salida.

@andrespreciado3

 

 

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>