Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Mar, Sep 4th, 2012

PLANEACIÓN Y DESARROLLO EN MEDELLÍN. Primera parte


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Por: Andrés Preciado.

El Plan de Desarrollo, como hoja de ruta cuatrienal de cada uno de los gobernantes del país, desde el orden nacional, hasta el departamental y municipal, constituye para cada nivel el documento de política pública más relevante en la planeación rigurosa y la ejecución responsable de recursos públicos.

En la ciudad de Medellín el Plan de Desarrollo, Medellín un Hogar para la Vida, es la verificación de los compromisos de campaña y el plan de gobierno con el que fue electo el actual Alcalde, Aníbal Gaviria Correa, y hasta 2015, cuando culmine su mandato, marcará el rumbo de la ciudad y sus habitantes.

Es necesario conocer, analizar y debatir en torno a ese Plan de nodal relevancia para la ciudad en cuanto a su metas y proyecciones, por tal motivo este espacio durante varias entregas se ocupará de su análisis detallado, centrado fundamentalmente en los puntos más importantes y problemáticos en asuntos de ciudad, todo en el marco de los principios y objetivos fundamentales que el propio gobierno se trazó: Proteger la vida y reducir la inequidad.

Más allá de la declaración de principios, importa a este análisis la consideración que en las líneas estratégicas se hace de cada uno de los problemas de agenda pública más apremiantes y de la estrategia estatal que se diseñó para su atención.

Siguiendo el orden del Plan de Desarrollo de Medellín, se comienza con la línea 1: Ciudad que respeta, valora y protege la vida. Esta primera línea tiene el propósito fundamental de reivindicar la vida como “valor absoluto y principio rector de toda la dinámica social e institucional (Alcaldía de Medellín, 2012: 60). En esta primera entrega del análisis se hará referencia específica a esta línea inicial en su primer componente: Seguridad, convivencia, derechos humanos y gobernabilidad.

Este componente se ocupa de abordar los problemas que afectan la seguridad y la convivencia de la ciudad, entre ellos, la existencia y accionar de bandas delincuenciales y su dinámica en torno al control territorial y la disputa por rentas ilegales, la inexistencia de mecanismo consensuales de solución de conflictos, la violencia intrafamiliar, la violencia contra las mujeres, los delitos sexuales, la violencia homicida, entre otros.

Sin lugar a dudas el homicidio toma un papel protagónico, explicado en parte por la guerra entre combos, pero también por las disputas que se dan a raíz del control territorial, la lucha entre estructuras delincuenciales por el control del espacio, más allá del pretendido dominio de x o y barrio, se da por el monopolio de las actividades económica que sobre él se dan, no puede olvidarse que la delincuencia se sustenta en rentas ilegales provenientes de delitos como la extorsión o el microtráfico, pero también de actividades legales que protegen y vigilan, incluso a veces limitando la competencia, para sacar máximo provecho de las condiciones de mercado.

Esa misma dinámica delictiva, que es parte de una dinámica de conflicto nacional, configura como efecto uno de los principales retos de seguridad y convivencia de la ciudad, la atención a grupos de víctimas. Medellín es la segunda ciudad del país en donde reside el mayor número víctimas, cerca de 250.000, 89,7% víctimas de desplazamiento forzado.

El primer componente de la línea 1 se ocupa también de problemas de seguridad relevantes como la violencia intrafamiliar y como ésta golpea en mayor medida a mujeres, niños y adolescentes generando condiciones de vulneración de derechos.

Finalmente cobra relevancia la consideración dada al espacio público como el escenario primordial de ocurrencia de sucesos que vulneran la vida y la integridad, desde esa perspectiva se plantea una atención integral al espacio público como referente de seguridad y convivencia con características particulares en lo económico, social y cultural.

Dentro de las estrategias más importantes planteadas para contrarrestar las situaciones que vulneran las condiciones de seguridad y convivencia, la Alcaldía de Medellín a propuesto el Programa: Medellín más seguridad y más vida, que tiene dentro de sus obejtivos construir una Política Pública Municipal de Seguridad y Convivencia de manera participativa e incluyente. Da la sensación de ser nuevamente un ejercicio diagnóstico con participación ciudadana, partir desde cero sin recononer lo hecho anteriormente en la ciudad, nuevamente formular política sin consideración al aprendizaje adquirido desde el estado y la ciudadanía. Vale la pena llamar la atención de la Administración Municipal sobre el circulo vicio en el que puede caer, si cada gobernante gasta la mitad de su mandato formulando, la ejecución se retraza y la posibilidad de atacar los problemas de raíz brindado soluciones de largo plazo disminuyen.

Otro aspecto que causa interrogantes en este programa es la reiterada necesidad de incluir como indicadores de resultado variables que escapan al control directo y responsabilidad de la Alcaldía, si bien debe haber un trabajo articulado y corresponsable en materia de seguridad que implica desde los gobernantes apoyo logístico, tecnológico y financiero a los organismos de seguridad y justicia, sorprende que de nuevo un gobierno local asuma como metas de gestión en su Plan de Desarrollo la disminución de índices delictivos como el de homicidio o el de hurto (a personas, establecimientos comerciales, automotores). Este tipo de metas van en contravía de las responsabilidades y funciones en materia de seguridad que la ley le otorga al municipio como ente territorial en cabeza del Alcalde de Medellín.

No quiere esto decir que no deba asumir compromisos y responsabilidades en asuntos de orden público, es claro que debe y tiene que tenerlos, no obstante el cumplimiento de este tipo de metas obedece a dinámicas ajenas al control de la Administración por lo que no es preciso responsabilizarlas al ejecutivo ni en situaciones de éxito (descenso de tasas delictivas) ni de fracaso (aumento).

El segundo programa de atención consignado en la línea 1, componente 1, se denomina Medellín protege los derechos humanos y busca la protección, el reconocimiento, el restablecimiento y la reparación integral de los derechos humanos poniendo al Municipio en sintonía con las obligaciones de ley en materia de derechos humanos. El principal reto en este aspecto es garantizar el diseño y aplicación de protocolos de atención a víctimas efectivos y eficientes, además de la creación de herramientas de promoción y prevención que puedan constituir una política pública municipal en la materia.

El panorama institucional de la línea se completa con diferentes programas de atención en convivencia centrados en la familia y en grupos poblacionales vulnerables como las mujeres, los niños y los jóvenes, buscando atender de manera integral las condiciones de seguridad y convivencia ciudadana.

Más allá de la definición de programas, los retos fundamentales del gobierno Gaviria se centran en la no repetición de esfuerzos, que al menos en la formulación del plan parece no haberse tenido en cuenta, muchas de las iniciativas de programas son asuntos repetidos en gobiernos anteriores, que más que recomenzarlos debe ser repensados y reformulados poniéndolos a tono con las actuales condiciones sociales, aprendiendo de errores y fortaleciendo éxitos.

Adicionalmente no se ha encontrado el punto de confianza adecuado en donde la ciudadanía se sienta cómoda para ejercer un papel activo y corresponsable, los eventos de validación ciudadana de política pública son recurrentes, pero no trascienden a la manifestación de apoyo masivo a iniciativas poco introyectadas y practicadas en la cotidianidad civil. El compromiso decidido de ciudadanía y gremios es necesario si se quiere trascender de la buena intención al mejoramiento y progreso a largo plazo, reto importante en la ejecución de este primer componente.

Como último recalcar la importancia de la articulación al interior de las autoridades en cuanto a organismos de seguridad y convivencia y gobierno civil, el avance a mecanismos de trabajo conjunto, no limitados a la transferencia de recursos financieros y logísticos por parte de la Alcaldía, será el punto nodal del éxito de toda estrategia de convivencia y seguridad.

Se facilitan como anexos los cuadros resúmenes del Plan de Desarrollo de Medellín diseñados por la Alcaldía de Medellín.

Medellín un Hogar para la Vida, Alcaldía de Medellín, 2012, Pág. 51

Medellín un Hogar para la Vida, Alcaldía de Medellín, 2012, Pág. 52

Medellín un Hogar para la Vida, Alcaldía de Medellín, 2012, Pág. 55

Medellín un Hogar para la Vida, Alcaldía de Medellín, 2012, Pág. 56

 

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. […] una entrega pasada en este mismo espacio http://www.actualidadetnica.com/wordpress/planeacion-y-desarrollo-en-medellin-primera-parte/ se comenzó el análisis de la primera línea estratégica del plan de desarrollo de Medellín en […]

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>