PETRO CURADO DE ESPANTOS


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Fotografía Luis Carlos Osorio R.

Fotografía Luis Carlos Osorio R.

Por: Héctor Pineda S.

“Poner el énfasis de los recursos públicos al servicio de los más desprotegidos (las víctimas) y en el sector de mayor dinamismo para superar la segregación,  la educación, levantó la bronca de quienes, se sabe, viven de las rentas de la inversión pública en otros rubros, más pegados a la captura de ganancias para el interés particular.”


Apenas culminó la campaña presidencial, el primer periodo de Santos, las declaraciones inaugurales, por supuesto meramente enunciativas, del presidente electo fue la de acoger los planteamiento del entonces candidato Petro sobre el agua y la víctimas para incorporarlos al Plan de Desarrollo.

En  gesto cortesía (interpreto) Petro le respondió a Santos que en ese punto y en la paz, con él, más allá de las diferencias, siempre contaría. ¿Quién dijo miedo? Las acusaciones del olimpo del Polo, a diferencia del silencio con el carrusel, se hicieron sentir. Arreciaron con todo tipo de señalamientos y, por supuesto, advirtieron sobre castigos  y expulsiones. Finalmente, se recuerda, Petro rompió con la élite del Polo, organizó la recolección de firmas, como lo dice la Constitución y la ley, inscribió la candidatura a nombre del Grupo Significativo Ciudadanos Progresistas. El resto de la historia se conoce: ganó la alcaldía, sobreponiéndose a los candidatos de las derechas y al candidato del Polo tradicional, amarrado al San Benito “del ideario de la unidad de la izquierda”.

Pero las malquerencias de la élite amarilla contra Petro, por los escritos publicados en los portales de revistas afines y los trinos en las redes, no solo siguen vivitos sino que, por el tono y el contenido,  se han exacerbados. Mientras el debate electoral prende motores, las turbinas del ala izquierda contra Petro se recalientan y, de paso, también emprenden la garrotera   contra el candidato Progresista Hollman Morris y, por supuesto, gradúan de “lambones miopes” a quienes hemos estado sin claudicar empujando el no fácil carruaje de las transformaciones en el modelo urbano que, sin titubeos, se ha denominado Humano.

Como la canción, “se veía venir”. Poner el énfasis de los recursos públicos al servicio de los más desprotegidos (las víctimas) y en el sector de mayor dinamismo para superar la segregación,  la educación, levantó la bronca de quienes, se sabe, viven de las rentas de la inversión pública en otros rubros, más pegados a la captura de ganancias para el interés particular. Por otra parte, la audacia de devolver el modelo privado de aseo al sector público para, entre otras, cumplir la orden judicial de incorporar al rentable negocio a los recicladores, despertaron la codicia de los poderosos particulares afectados que, sin disimulo, echaron mano a todo tipo de matoneo para tumbar al alcalde Petro. Dicen que siguen agazapados moviendo hilos, económicos y políticos, para castigar severamente al Alcalde Mayor. Por su parte, ni que decir del gremio del cemento y la varilla que vive conspirando porque el esfuerzo de la Bogotá Humana, fundamentalmente, es la de protección de los recursos naturales de Bogotá y de la Región. Los obstáculos desde la mayoría del Concejo se conocen, han derrumbado las iniciativas de la administración que intentan el orden del territorio con los postulados de sostenibilidad, incluido el POT, causando grave daño a la ciudad, atrasando de manera significativa la obra del Metro. Así pues, los epítetos y reclamos contra Petro que vociferan desde el ala de la derecha, para decir verdad, son iguales que los que brotan desde trincheras de las élites de la izquierda.

Apenas habiendo transitado la mitad del segundo mes del año, desde la derecha y desde las camarillas de izquierda, “todos a una”, arrecian la garrotera contra Petro. Menos mal que Petro está curado de espantos. Por otra parte, desde escenarios de opinión política electoral, con variados y perversos calificativos, se empieza a sentir el “TOCONHOLL” (todos contra Hollaman). Probablemente, unos y otros, están asustados. Las multitudes movilizadas, se sabe,  aterrorizan a las satrapías, de una y otra orilla.

tikopineda@gmail.com

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>