Publicado el: Lun, Sep 10th, 2012

Personero de Bogotá viola los Derechos Humanos, denuncian sus empleados

Comparte
Tags

Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Foto vía celular

El Sindicato de la Personería de Bogotá realiza desde las primera horas de la mañana una protesta pacífica contra el Personero de Bogotá, Dr. Ricardo María Cañon. Los empleados de la Personería se han apostado en las dos entradas que tiene la entidad impidiendo la entrada de funcionarios, al tiempo exigen la presencia de personero Cañon, del Secretario General Fernando Rabella y del Delegado de Movilidad William Ospina, quienes son acusados de malos tratos y de tomar decisiones en contra de la institución y de las personas que laboran allí.

Según voceros del ente defensor de los derechos humanos en el Distrito, desde su llegada a la entidad -insignia en la defensa y promoción de los derechos humanos-, “el Dr. Cañon impuso un régimen de terror, habla en público de respeto y buen trato, de no iniciar  persecuciones laborales, pero en secreto implementa medidas injustas, arbitrarias, politiqueras, las que han dado como resultado un masacre laboral, y un estado general de zozobra, lo que ha afectado el funcionamiento normal de la institución”.

Según las fuentes, el Personero Cañon presentó ante el Concejo Distrital un proyecto de acuerdo, de reforma administrativa, en el cual suprime delegadas, cargos, direcciones, pero a la vez, crea espacios para la contratación arbitraria de personas sin ningún tipo de experiencia, generándose en los empleados la certidumbre que en la entidad podría estarse configurando una nomina paralela.

Denuncian los empleados de la Personería, que “el Personero Cañon y los funcionarios Rabella y Ospina, han adelantando cambios y han tomado decisiones que van en contra de las funciones asignadas a la institución por el Decreto 1421 de 1993,  no respetan competencias de las personerías delegadas y locales, se toman decisiones caprichosas como si la Personería fuera de propiedad privada”. Para ilustrar esta situación, una fuente que omitió su nombre por temor a represalias señala “el caso de la Unidad Móvil adquirida en la pasada administración para atender a los sectores mas vulnerables de la sociedad bogotana, la cual esta abandonada al sol y al agua, semidestruida en un parqueadero de la ciudad, lo que constituye una flagrante falta disciplinaria, un detrimento patrimonial y un prevaricato”. Se preguntan ¿Porqué hay cierto interés de los medios y de los políticos del Concejo en callar estas anomalías, que si hubieran realizado en la administración pasada, ya se hubiera denunciado y se habría iniciado todo tipo de investigaciones por parte de la Procuraduría.

Por su parte, Julio Roberto Gómez , presidente de la CGT pidió la renuncia de Rabella y Ospina y un pronunciamiento urgente por parte del Personero Cañon. Mientras tanto, los funcionarios de la entidad siguen esperando que el Personero de los bogotanos respete sus derechos humanos, y que por lo menos, venga a escucharlos.

 

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>