Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Mar, Ago 21st, 2012

¿Periodismo es terrorismo? ¡Ni por el carajo!


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Por: Héctor Pineda S. *

Aunque el Jefe del Estado colombiano, Juan Manuel Santos, intentó enmendar la plana en el mismo lugar y al mismo tiempo, lamentablemente, la embarrada no la pudo detener. Pretender asimilar la existencia del terrorismo al ejercicio del periodismo, además de ser una desafortunada interpretación sobre la génesis del terrorismo, sin duda, también se puede interpretar como una amenaza velada, sutil, de  justificar la censura, la mordaza, de poner a transitar al país por el inaceptable camino de mutilar la libertad de expresión. Y menos afortunada la afirmación, por supuesto, viniendo de labios de alguien que posee tradición,  personal y familiar, en el ejercicio del sagrado oficio de informar.

Por supuesto, ni más faltaba, no vamos a desconocer las dificultades del oficio en medio de las circunstancias de conflicto interno y de los intentos de manipulación de todo tipo de criminalidad, en especial de la criminalidad de las mafias, incluida la del narcotráfico. El periodismo y la libertad de expresión, sin duda, han sido el oficio y el derecho más castigado, que han salido más mal librados, los más atropellados,  por los tropeles que vive el país.

Es evidente, sin equívocos, que una de las listas más extensa de víctimas es la de los periodistas. Asesinados, perseguidos  (incluidos aquellos que hacen el oficio con el trazo de la caricatura o la voz del humor), abandonados a su suerte y, lo más doloroso,  antes que el vigor de las autoridades contra los victimarios, existe un sospechoso cómplice silencio con respecto al manto de impunidad con el que se han cubierto, hasta la fecha, a los responsables materiales y determinadores intelectuales de las atrocidades contra el periodismo; otro tanto, sobre todo en la geografía de la provincia, es la lista de periodistas e informadores amenazados en sus vidas e integridad personal y familiar cuando se atreven a develar la corrupción o señalar el matrimonio perverso entre criminalidad y Estado o, también, el viacrucis que viven medios de comunicación sometidos al chantaje, sutil o “rupestre”, de la “pauta” cuando actúan con independencia informativa, sin contar, para no extendernos,  con los cientos de casos en los cuales, antes que el Estado o las autoridades actúen para derrotar o castigar la criminalidad y el terrorismo, paradójicamente, el castigo se le impone al derecho a la libertad de expresión y el derrotado, inerme, es el periodismo y el periodista.

Pero los intentos de ponerle trabas a la libertad de expresión y al oficio de informar, con libertad  y autonomía, en los últimos tiempos, han trascendido al ámbito del universo de la virtualidad, a las redes sociales. Recubiertas con el argumento de la defensa de los “derechos de autor” o “los asuntos de Estado”, se empiezan a sentir los intentos de amordazar el mundo libre de las redes sociales.

El caso plantario de Assange, a lo mejor, es una muestra emblemática de hasta donde se puede llegar a perseguir a la libertad de expresar e informar cuando dicha libertad, sin permiso, toca el interés del particular, más si es un particular poderoso, como el caso de los “Wikileaks”, para no hablar de los ejemplos domésticos que,  por su enorme cantidad, harían insuficiente este breve espacio para reseñarlos a todos.

Pero en fin, no es aceptable, por peligrosa y maniquea, el señalamiento presidencial según el cual existe terrorismo porque existe periodismo. La guerrilla, el paramilitarismo, las mafias, el narcotráfico, los corruptos carruseles, los falsos positivos, entre muchas expresiones del terrorismo criollo, señor Presidente, no son invenciones mediáticas.  La existencia del terrorismo y su actuar es autónoma a la existencia del periodismo y a los medios de comunicación. ¿Periodismo es terrorismo? ¡Ni por el carajo!
*Constituyente de 1991

 

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>