PERDER LA CABEZA POR ISIS


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Pisispau2015-11-16.jpg2or: Héctor Pineda S.

De manera sincronizada, la tierra de la revolución por las libertades civiles se estremeció por el estropicios de las balas disparadas por las armas de los comandos yihadistas que, como lo habían anunciado, atacarían las ciudades emblemáticas de occidente, según ellos, en retaliación por la muerte de uno de sus líderes producida por las bombas lanzadas desde  un aparato aéreo no tripulado, enviado por los Estados Unidos.

Aunque difícilmente se encuentra en las letras de el Libro Sagrado de El Corán las alusiones que hacen los integrantes de ISIS para justificar sus acciones atroces, no menos cierto es que en las respuestas bélicas desde este lado del globo terráqueo, en una especie de contemporánea Ley del Talión, echan leña al fuego de la escalada que adquiere dimensiones planetarias. Se organizan bloques que prefiguran la guerra global de las civilizaciones. En un hemisferio el moderno y civilizado Occidente con su mayoritario Catecismo Judeo Cristiano y, en el otro hemisferio de la “bolita del mundo”, el extraño y atrasado Oriente y su intolerante religión. Así, por lo menos, lo pintan mediáticamente desde por acá.

Nadie se atrevería a negar lo altamente perturbador que es observar las imágenes de un encapuchado, vestido de negro de la cabeza a los pies, cortando  la cabeza de otro ser humano hasta desprenderla del cuerpo vivo.  Producen terror las fotografías, publicadas con calculo mediático en las redes,  de hileras de cabezas sin cuerpos alineadas con inscripciones insultantes contra todo el universo occidental, escrita en lengua indescifrable. Las fotos de cuerpos de niños destrozados por las bombas de los “drones” lanzadas sobre las tierras donde se refugian los integrantes de la agrupación radical armada, “viralizadas” en las redes,  pareciera que tienen la intención de generar un espacio de justificación a el castigo extremo contra todo aquel que lo consideren como enemigo en la declarada “guerra santa”. Los militantes del Islamismo extremo, forrados de petardos mortales, según practica del credo que profesan, pierden la cabeza, toda vida, seducidos por el radicalismo de ISIS

Pero el asunto no se queda allá. En esta orilla, sobre todo en la geografía colombiana, además de la significación literal del térmico que describe el degüello de humanos, también es pertinente señalar que los desafueros de los yihadistas llevan a que más de uno, embolatado en su propia intolerancia, pierda la cabeza. Por ejemplo, los trinos de una respetable Senadora haciendo chistes sobre las circunstancias de terror vividas en la Capital francesa, además de improcedentes, son señales de la falta de sensibilidad de algunos sectores de opinión que se acostumbraros a convivir con escenas de terror y muerte, siempre y cuando se trate del enemigo. Cuentan que por las tierras de la Senadora en mención, hace apenas unos años, era usual que grupos armados de paramilitares, integrados por “niños de familias de bien”,  jugaran con la cabeza decapitada de supuestos auxiliadores de la guerrilla.

Pero, de igual manera, pierden la cabeza quienes atados a cóleras extremas hacen extrapolación de las acciones del grupo extremista islámico, comparando con circunstancias y motivaciones del conflicto bélico colombiano. Alguien lo resumió en la frase de ciento cuarenta caracteres para decir que por lo que se decía en las redes muchos ignoraban las razones y circunstancias del conflicto bélico en aquella zona extraviada de la geografía planetaria.

Sea por credos religiosos o por el control de los yacimientos de combustibles fósiles, lo cierto es que ISIS, literalmente, decapita cumpliendo la letra de necrófilas profecías. Por acá, simbólicamente, otros cortan cabezas para disciplinar desde la catequesis intolerante. Así pues, unos y otros,  parecidos a ISIS,  cortan o pierden la cabeza.

tikopineda@gmail.com

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>