Publicado el: Lun, Abr 18th, 2016

PARAMILITARISMO DESMADRADO

Tico PinedaPor: Héctor Pineda S.

“Ante los avances de final bélico con la guerrilla, desafiante, el paramilitarismo, brazo armado de la extrema derecha, asoma su poderío militar, político y social. ¿Quién los detiene?”


El paramilitarismo anda desmadrado. La desmovilización paramilitar, que tanto bombo se le hizo durante los dos cuatrienios del régimen del “embrujo autoritario”, pareciera que fue otra falsedad que, como otras falsedades, algunas verdaderamente criminales como los “falsos positivos”, fue el arma esencial de la llamada “seguridad democrática”. Así se ha demostrado y hay capturas y presos.

Contrario al alebreste paramilitar, las voces que llegan de La Habana, aunque otros desinformen diciendo lo contrario, indican que el proceso del final de la guerra con las Farc marcha por buen camino. Además del apoyo recibido del más alto nivel de los Estados Unidos, la subcomisión donde se hilvana el complejo asunto de la desactivación del aparato bélico (acuerdos entre militares y guerrilleros), a diferencia de los temas que dialogan en las comisiones civiles, las cosas andan a buen ritmo y con importantes avances. Se rumora de la existencia de una “hoja de ruta”, con fechas y tiempos precisos acordadas con los militares del equipo negociador, para que el final de la guerra no pierda el paso. A las propuestas y acuerdos en los asuntos de lo militar, incluido el complejo asunto del desminado, también trascienden, en ciertos pasillos, que se le interponen las angustias electorales y aspiraciones políticas de algunos de los integrantes del equipo negociador del Gobierno.

De todas maneras, echando mano a mecanismos audaces (gestiones de Enrique Santos) el Presidente intenta desenmarañar los inconvenientes y trabas en los asuntos de la dejación de armas, cese bilateral del fuego y agresiones bélicas y territorios de concentración de la guerrilla para la desmovilización y dejación de armas, que como me enteré, ya los militares que acompañan al Gobierno dieron su visto bueno. Así pues, el proceso con las Farc y el inicio de las negociaciones con el ELN, para los que hemos estado transitando en estos asuntos de paz por más de un cuarto de siglo, sabemos que no tienen marcha atrás. Preparar los territorios para después del acuerdo es, entonces, imperativo.

Así pues, a las puertas de finalizar la guerra con la guerrilla, las señales de la reactivación del paramilitarismo (alimentado por jóvenes en situación de pobreza) son preocupantes: los asesinatos selectivos de líderes sociales y defensores de derechos humanos impunemente va en aumento; el desafío armado al Estado del paro armado de Córdoba y tierras antioqueñas mostró que está vivo y con ánimos “refundadores”; de igual manera, la movilización ciudadana con visibles agendas anti restitución enarboladas, por pudientes ganaderos, se hizo sentir; las altisonantes voces del gremio de los ganaderos, de empresas de palmicultores, tiene hoy el respaldo de la mano institucional del Procurador General de la Nación, Alejandro Ordoñez y, con voces altaneras en el Congreso, sin sonrojo, amenazan con incendiar al país en una nueva Era de violencia si se insiste en la restitución de tierras del despojo.

Se dirá que se está haciendo alarmismo ante las reclamaciones de los “adquirientes de buena fe”. Pero detrás del aparente reclamo aupado por unos ricos del agro, lo que verdaderamente se empieza a visualizar son los signos de la reanimación del “para Estado”, con agenda política y dispuestos a “refundar” los territorios de donde han estado siempre, en las zonas sures del Caribe y, a la luz del día, incursionan en las áreas geográficas donde presumen se efectuará el asentamiento de los grupos guerrilleros. Desde los escenarios de la política claman por “una paz sin impunidad”.

Ante los avances de final bélico con la guerrilla, desafiante, el paramilitarismo, brazo armado de la extrema derecha, asoma su poderío militar, político y social. ¿Quién los detiene?

tikopineda@gmail.com

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>