Publicado el: Jue, Jun 19th, 2014

OIGAN A MI TÍO


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Alvaro-Uribe-Velez-2Por Mario Serrato/ 

¡¡Oigan a mi tío!! Esta oración, muy paisa, se suele usar para advertir la presencia de un comentario o de una conducta disparatada en un personaje cercano.

En Colombia tenemos a la persona en quien encaja con exactitud el llamado de la montaña: me refiero al expresidente Álvaro Uribe Vélez. Este caballero debe estar el día de hoy, 19 de junio, en la oficina del Procurador General de la Nación presentando una denuncia por fraude en las elecciones que acaban de pasar y en las que fue derrotado por casi un millón de votos. Por supuesto y como siempre, llegara al despacho afecto sin prueba alguna.

Según el expresidente, el ganador, Juan Manuel Santos, compró votos y abusó de la propaganda institucional para promover su candidatura a la reelección. En conclusión: fraude electoral. Lo denunciado puede tener algo de cierto, sin embargo los hechos deben probarse para que se conviertan en realidades jurídicas y no solo en comentarios amargados de un derrotado herido. Por ejemplo, una prueba imbatible de fraude por compra de votos, la encuentra Colombia de la siguiente manera: “A la indagada (YIDIS MEDINA)se le imputó el ilícito de cohecho propio, porque cuando ostentaba la calidad de Representante a la Cámara y debía cumplir con funciones propias de su investidura, aceptó condicionar su voto en un determinado sentido, en razón de las prebendas que le fueron ofrecidas respecto del proyecto de reforma constitucional que permitía la reelección presidencial inmediata”. Sentencia del 23 de junio de 2008, aprobada en acta No. 173 proferida por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

Otra prueba irrefutable del mismo fraude por compra de votos, se encuentra en la siguiente providencia judicial: “En suma, está acreditado probatoriamente en este proceso que TEODOLINDO AVENDAÑO recibió la suma de $ 200’604.000, producto de la venta de la Notaría que le fuera dada como prebenda por abstenerse de participar en la sesión del 3 de junio de 2004, cuando se votó el proyecto de Acto Legislativo tendiente a introducir la reelección presidencial, haciéndose acreedor a las consecuencias punitivas correspondientes a este ilícito”. Corte Suprema de Justicia, Sala Penal, sentencia del 3 de junio de 2008, acta No. 161.

Como puede verse, prueba irrefutable de un fraude se encuentra en las maniobras reeleccionistas de quien hoy posa como denunciante de fraude electoral. Para hacer más convincente su denuncia debió llevar por testigos a los dos condenados por vender el voto con que fue reelegido, figuras con las cuales podría demostrarle al procurador que los tres disponen de la experiencia y conocimientos suficientes en este tipo de delitos y pueden ayudar en la investigación mucho más que cualquier otro colombiano.

Gracias a situaciones como la anterior se puede llegar a pensar en que algún día Luis Alfredo Garavito se haga presente en la fiscalía para denunciar por maltrato infantil al director de Bienestar Familiar porque un niño, en un jardín infantil de ciudad Bolívar, se raspó las rodillas jugando al fútbol.

También podemos pensar en que los hermanos Nule uno de estos días se postulen para dar clases en alguna institución sobre el modo en que se debe invertir el patrimonio público en obras de infraestructura. El expresidente Uribe no dejará su cinismo ni sus disparates mientras los colombianos continuemos aceptando que se encuentra por encima de las instituciones jurídicas y que tiene el derecho a lustrarse los zapatos con la ley y con la historia reciente del país.

Entre tanto, cada vez que este personaje suelte una más de sus acusaciones, señalamientos o denuncias infundadas, tendremos que decir: !!! Oigan a mi tío ¡¡¡.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>