Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Mar, Sep 11th, 2012

No Vamos a Noruega


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Por Deidamia García*

Muchas son las reflexiones, que alrededor del tema de la paz  se han compartido por estos días a propósito de los diálogos que inician entre el Gobierno Colombiano en cabeza del Presidente Santos y las Farc – Ep. Los análisis han versado, entre otras cosas, sobre el impacto político del proceso, la agenda que se ha estimado como orientadora del mismo, la reacción furibunda e histérica del expresidente Uribe, el papel de los medios de comunicación, las cualidades y experiencia de quienes, en calidad de negociadores, han sido designados por las partes. La coincidencia en opinión, está en que existe un objetivo de los diálogos, el cese del conflicto armado  que por más de 50 años ha vivido el país y por el cual, según las cifras oficiales, han muerto en Colombia  más de 70 mil personas y 60 mil aún  se encuentran desaparecidas.  Con la cesación del conflicto armado, no se resolverán, las dinámicas que determinan las diferentes formas de violencia en el país, pero este paso, representa un punto estructural frente a la posibilidad de ver otras realidades que el propio conflicto tal y como lo conocemos, puede esconder, las formas de expresión de la inequidad económica, social y cultural que atentan contra la paz.

Las que no vamos a Noruega, país donde se iniciarán las conversaciones,- entiéndase bien que no lo digo por mí, sino que ninguna mujer hace parte del equipo de negociadores seleccionado por Santos-, nos quedarnos aquí  y  seguimos pensando, más allá de la agenda de los diálogos,  porque la paz, desde donde se mire, no puede construirse por fuera de la realidad de los territorios, de sus habitantes,  de las mujeres  y del liderazgo de los gobiernos locales.

En Bogotá, el Alcalde Petro, ha expresado su compromiso total con el proceso, además, tiene la responsabilidad de hacer que ese gesto valeroso y altivo como denominó Carlos Pizarro a la dejación de armas por parte del M-19, siga valiendo la pena y se convierta en un ejemplo de lo que representa la transición entre la guerra y la participación democrática. En el caso de Petro, el pasado como integrante de un grupo insurgente ha tenido un enorme peso, pero no tanto como lo tiene el presente, que se constituye en la demostración de lo que significa un proyecto de desarrollo  humano, hecho realidad desde la civilidad.

Los aportes a la paz,  por parte del  gobierno de Bogotá, pueden ser sustanciales, en particular sí se concretan y refuerzan algunos aspectos que en la dispersión de lo nacional, todavía están lejos de resolverse y de consolidarse:

La Lucha contra la corrupción como un eje de acción en la política de paz.  La lucha contra la corrupción, ha sido una apuesta de este gobierno, de hecho es uno de los elementos que la ciudadanía reconoció al elegir al Alcalde, y que hoy se constituye en objetivo central del Plan de desarrollo.  Además de las constantes denuncias, de la exigibilidad de las investigaciones y de la aplicación de justicia, valdría la pena insistir en la conexión de este tema con una política duradera de paz.

Sin lugar a dudas, la lucha contra la corrupción ha implicado, evidenciar, la confluencia de múltiples actores que se han encargado de apropiarse de los recursos públicos acudiendo a la cooptación de las instituciones, al poder del Estado en determinado territorio,  para avanzar en sus objetivos de orientar ese poder hacia  intereses particulares, sacrificando la educación, la salud, el bienestar general de la población.

Se requiere que la defensa de lo público, sea  parte de una política de transparencia, de lucha contra la corrupción política y burocrática y que se vuelva una construcción cada vez más colectiva, que haga  legitima y sostenible esta apuesta como identidad de este gobierno  y de los que sigan y a la vez, genere confianza en la realización de una ciudad con una estructura administrativa  eficiente, competitiva, incluyente y representativa.

Se hace necesario conocer la política del distrito en materia de lucha contra la corrupción y las acciones concretas que desde las entidades se han propuesto para desarrollarla que desde luego van más allá del cumplimiento de las normas y de la actuación con corrección legal, de hecho  la cooptación de las instituciones se ha hecho bajo los marcos que ofrece la legalidad.

La Atención integral de la juventud víctima.  La sociedad civil ha sido la sido la gran afectada por el recrudecimiento de la guerra en sus diversos momentos, víctimas de la guerrilla y su proceso de fortalecimiento, financiamiento y expansión militar  y víctimas de los paramilitares en su política de eliminar a cualquiera que pudiera servir,  de puente o de apoyo  por comprobación o por sospecha,  a las estructuras propias de la insurgencia.

La  administración de Bogotá, ha querido ser protagonista y líder en la aplicación de la ley de víctimas, que le asigna a los entes territoriales, la responsabilidad de crear y financiar los centros de atención. Bogotá ha dado vida a los Centros Dignificar  como espacios de atención directa, de encuentro entre las víctimas y las autoridades y de disponibilidad de servicios integrales.  Dos cosas sugiero revisar; el concepto de integralidad en los servicios, incluido el de justicia sobre lo que en otras oportunidades me he expresado, y la atención diferencial de adolescentes y jóvenes víctimas de reclutamiento o en riesgo de incorporación a bandas criminales que actúan en lo urbano  y se constituyen en otra forma de expresión de  violencia.

Uno de los aportes quizás más importantes en el modelo de paz de la ciudad, estaría en trabajar de manera decidida en la identificación de los factores de riesgo  presentes en los adolescentes y jóvenes  que pueden llevarlos a pertenecer a algún tipo de grupo armado o banda criminal, y en la atención sobre aquellos que estuvieron ligados a los mismos.  Se nota una desatención de la relación entre víctimas y jóvenes por parte  de  las entidades responsables de la atención de esta población en la ciudad y  la falta de conexión real entre las políticas de infancia y juventud en esta  materia en particular.

La Construcción de una cultura de reconciliación en la ciudad.  Se requiere de una ciudad que genere  espacios  para el conocimiento colectivo en torno a la paz  y  la práctica de los derechos humanos.  El gobierno, tiene que hacer una apuesta contundente en términos de construcción de una cultura de reconciliación, capaz de transformar, las lógicas cotidianas asociadas con la discriminación, la imposición, el clientelismo, las violencias y orientar  la política del amor hacia la consolidación de una cultura de ciudad, no la cultura como una apuesta sectorial sino transversal a toda la gestión.

Desde luego implica un esfuerzo del gobierno, no  solo en lo comunicativo sino en la capacidad de hacer educación política y cívica en torno a la ciudad, más allá de un programa específico. Una cultura de reconciliación y paz como esfuerzo dirigido a mejorar la relación entre gobierno y ciudadanía, instaurar  la concertación como práctica ante los conflictos  y dificultades que plantea la convivencia,  garantizar la comprensión y respaldo al  proyecto de ciudad que se expresa en la Bogotá Humana, siempre que se mantenga en la línea  de recuperar  la institucionalidad y el sentido de lo público  para todos  y  todas, incluidas las que no vamos a Noruega.

___________________

* Licenciada en Psicología y Pedagogía. Especialista en Gerencia Educativa, Especialista en Gobierno y Políticas públicas, Gerencia  y Gobernabilidad Política. Ha ejercido diversos cargos y responsabilidades  públicas relacionadas con la gobernabilidad local, la implementación de políticas  sociales de reconocimiento y redistribución, proyectos y estrategias de participación, movilización social y reconocimiento de la diversidad. @Deidamiapiensa

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>