Publicado el: Vie, Jun 20th, 2014

Mi emoción con Concha Buika


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Concha Cartel Por Carlos Alberto Chica

Les comparto este breve texto, que necesité escribir, para asimilar la experiencia maravillosa que tuve anoche viendo, ahí, en mis narices, cantar y actuar a Concha Buika.

No me aguanté las ganas. Clase magistral, para quienes tenemos la osadía de subirnos a un escenario.

¿Por qué seduce, como anoche en Bogotá, Concha Buika?

¿Cuál es el misterio de su liviandad escénica, de su gracejo constante, de su carcajada abierta o su sonrisa esbozada, de sus sonidos tenues, sus balbuceos o sus agudos volcánicos?

¿Por qué es virtuosismo la fusión de sus ancestros africanos con sus duendes flamencos; sus arrebatos de hip-hop y sus coqueteos con el jazz, el house o el bolero; su carácter tan recio como dulce; su sello de originalidad y su capacidad de improvisar como se le viene en gana?

¿Cómo es su espiritualidad que comulga, como si nada, con la de Chavela Vargas, con sus dejes y su voz grave y aguardientera?

¿De dónde emana esa energía capaz de evocar la atmósfera de un café de Buenos Aires en donde se canta un tango clásico como ‘Nostalgia’ para transitar en fracciones de segundo a la estética musical, los ambientes y atmósferas de Andalucía y el cante flamenco?

¿Por qué siente uno, ahí, a pocos metros de ella, que es ella, sobre todo ella, quien enciende y aviva la llama del goce y del juego con sus músicos? (Porque es eso, un juego que emana desde el escenario hacia el público).

¡Ay, Concha Buika!

Nos hiciste llorar, reír, burlarnos del desamor y anhelar el amor, avivar nuestro erotismo, afligirnos por nuestras soledades y secretos y desatar en cada uno el alma de artista que cargamos, sin el miedo a desnudarla, como tú, en el escenario.

Gracias, mil veces gracias, Concha Buika.

También me provocó gritarte, como lo hizo con tanta gracia un hombre emocionado: ¡Buika, cásate conmigo!; o el piropo de esa mujer que, durante una hora y 45 minutos, no se contuvo para decirte que eres una “mamacita”.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>