Publicado el: Jue, Feb 12th, 2015

MARÍA DEL PILAR Y EL TERRORISMO DE ESTADO


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

mariadelpilarPor: Mario Serrato

La entrega de María del Pilar Hurtado ha generado toda clase de comentarios. Algunos, los menos osados, aseguran que Uribe sufre de un agudo ataque de incontinencia fecal desde que María del Pilar se entregó. Otros aseguran que no hablará, que mantendrá silencio y que se someterá a padecer una condena sin apelaciones y sin beneficios de ninguna naturaleza. También dicen que  obtendrá beneficios en cuanto hable para mejorar las condiciones de su segura condena.

Lo interesante es que nadie, ni siquiera los determinadores y beneficiarios  de sus actos ilegales, pueden decir que no los cometió. El más audaz, como siempre, es el mismísimo Uribe, quien en un trino justificante, aseguró que no fue ilegal investigar a una senadora que habló de golpe de estado ante un auditorio de estudiantes mexicanos indiferentes a 6 mil kilómetros de distancia de Colombia, y a una mujer separada de su marido a quien señala de haber recibido dineros del chavismo.

En su trino justificante el senador Uribe no mencionó los micrófonos clandestinos instalados en los escritorios de los magistrados, los seguimientos y las amenazas a una viejita de 80 años cuyo único delito fue ser la madre de un senador opositor, ni los ardides y falsedades organizados contra un magistrado investigador que llevó a la cárcel a más 40 de sus fichas en el Congreso por sus probados vínculos con el paramilitarismo.

Algunos de los determinadores de las maniobras ilícitas de María del Pilar esgrimen el bostezante argumento según el cual la Fiscalía es una banda criminal que persigue a su movimiento, sin argumentar de ningún modo que las conductas de María del Pilar no se cometieron, están justificadas de alguna manera o las realizó por su cuenta. Seguramente apelarán a esto último en cuanto la exfuncionaria hable.

En los testimonios en contra de María del Pilar se informa que era muy dada a recordarles a sus víctimas la inseguridad e indefensión de sus hijos. También se sabe que el dinero destinado a la seguridad del Estado lo empleó para aminorar las angustias de un gobierno.

A los tres receptores de la información ilegal suministrada por la exfuncionaria, y por lo que se convirtieron en miembros de una tenebrosa operación de persecución política con tintes de terrorismo de estado, les será muy difícil negar su participación en los hechos que motivaron su retiro del cargo y su posterior exilio.

Tampoco pueden negar que la información recaudada de modo ilegal contribuyó de manera determinante en los logros del gobierno que protegían y en el cual eran cuadros importantes. La imagen del gobierno del que formaban parte subió como espuma gracias a sus maniobras oscuras, y no solo la cacareada buena gestión de su líder mesiánico.

María del Pilar Hurtado sirvió a una causa, no al estado. Se entregó a una corriente política, nunca a una función social. Le brindó su alto cargo a una forma de concebir al país, no a la Nación. Juró respetar la Constitución y leyes, pero solo fue leal a las orientaciones de un directorio político manejado con descaro por servidores públicos.

Es muy probable que lo que confiese esta mujer deformada por el fanatismo político quede impune, y que el país sea obligado a tragarse un sapo más de los muchos que sigue tragándose después de los ocho aciagos años del gobierno anterior. Lo único que nos queda, de lo único que estamos y estaremos siempre seguros es de que el ordenador, destinatario y beneficiario de las actividades de María del Pilar Hurtado puede ser considerado un peligroso terrorista de Estado.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>