Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Lun, Oct 21st, 2013

Magnicidio del Padre de la Autonomía Universitaria: A 99 años del Asesinato de General Uribe Uribe


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Manuel-Munoz1Por Manuel Muñoz Uribe/ 

“Si la MANE conociera su mensaje, y lo pusiera en práctica recuperando su pensamiento para la lucha universitaria, que fue formulado antes del grito  de Córdoba, es muy seguro que en lugar de MESA AMPLIADA NACIONAL ESTUDIANTIL empezaría a convocar una constituyente universitaria para involucrar al conjunto de la población colombiana”

Este gigante de la pulcritud, del pensamiento y de la acción es el más grande hombre que ha parido Colombia después del Libertador. Su pensamiento político es radicalmente democrático y su ideario social aún palpita y constituye por lo mismo un ejemplo a seguir por los  pueblos de Colombia y del resto de América Latina.  Su conferencia de 1904 sobre el socialismo está vigente, y de hecho la nueva configuración política de  Suramérica va hacia la construcción del Estado Social de Derecho que él proclamó en esa ocasión.

Como había ocurrido con Sucre en las montañas de Berruecos, Uribe Uribe fue sacrificado el 14 de octubre de 1914 en plena carrera 7ª de Bogotá, detrás del Capitolio, a tres cuadras de donde más tarde cayó también Gaitán el 9 de abril de  1948.  Cuando  fue mortalmente herido,  el General Uribe Uribe se dirigía a la secretaría del Senado de la República a radicar el primer proyecto de ley sobre accidentes de trabajo, en una época en que apenas empezaba a surgir la clase obrera en Colombia. Si bien fue asesinado por dos artesanos con una achuela, el hecho fue estimulado por el  estigma y la persecución que contra él desataron los que  trató como  la “despreciable ralea de los políticos”. Detrás de los asesinos estaban desde entonces todos aquellos que se siguen llamando a sí mismos “gente de bien”.

El hombre que recibió del general  Maceo el machete que este le enviara  como premio y estímulo, “lo era todo” según  palabras del propio Gaitán.

Fue  profesor de la Universidad de Antioquia en las materias de Economía, Derecho Constitucional y Calistenia; como parlamentario presentó el proyecto de ley orgánica de la Universidad Nacional, dotándola de patrimonio propio para garantizar su autonomía.  Fue abogado, escritor y ensayista de estilo clásico y crítico literario. Fue organizador de partidos y de bloques o alianzas, cuya formulación para alejarse de los partidos o facciones lo había conducido sin duda a la presidencia de la República. Como fundador de periódicos era comparable a Manuel Del Socorro Rodríguez; orador académico, parlamentario, agitador de plaza pública; cultivador y administrador de haciendas cafeteras, se considera el creador de la cultura del café. Diplomático y agitador clandestino contra el robo de Panamá mientras representaba a Colombia en certámenes internacionales. Segundo al mando como director de la guerra de los mil días, se encumbra a la condición de comandante en jefe en el fragor de la guerra. Finalmente se consagra como héroe, y más tarde  firma la paz, con decidido empeño de integrarse a la actividad política, como efectivamente lo hizo.

En materia laboral, desde 1896 fue reiterativo en reclamar bienestar para los trabajadores en una época todavía pre-capitalista. Fue él quien formuló por primera vez el concepto de salario vital para garantizar la mejora moral y el progreso intelectual del trabajador y su familia. Durante todo el periodo que va desde 1896 a 1914, formuló ideas sobre la limitación de las horas de trabajo, el descanso semanal, la prohibición del trabajo de niños, mujeres y jóvenes. Pidió prohibir  las labores en industrias peligrosas e insalubres o tomar las precauciones para preservar la salud de los obreros. Abogó por las pensiones de vejez y muerte y porque se establecieran cajas de ahorro para los trabajadores y casas para el retiro de ancianos, formulando así los elementos básicos de la seguridad social. Desde principios de siglo XX reclamó escuelas de artes y oficios, lo que hoy se llama Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA. En cuanto a la reforma tributaria sentenció la tendencia del Estado colombiano de la siguiente manera: “Es un hecho incontrovertible que en Colombia nadie paga lo que debiera de cierta riqueza para arriba, y que todos los demás pagan lo que no debieran, de cierta pobreza para abajo”.

En una palabra, lo que fue Uribe en materia laboral y de seguridad social, lo resume el tratadista Guillermo Cabanellas en su ensayo sobre Rafael Uribe Uribe, como creador de una doctrina social, en estas breves palabras:

“Como los constituyentes de Queretano, que dieron al mundo el inmortal artículo 123 de la Constitución Mexicana del año 1917, Uribe Uribe, sentía los problemas sociales, expresaba soluciones, denunciaba injusticias, luchaba en defensa del humilde y, siéndolo, no se creía artífice de una doctrina renovadora. De la misma forma que el constituyente mexicano no pudo prever que allí, en esa hora histórica, se engendraba el constitucionalismo social, que habría de renovar el orden jurídico en todo el orbe, Uribe no pudo sospechar que estaba creando una doctrina sobre la justicia social”.

Consciente de su valía, llegó a exclamar: “En materia social habrá quien me iguale, pero nadie que me sobrepuje”.

Es una lástima que este hombre superior que impartió cátedras diversas en la Universidad de Antioquia y que formuló  el proyecto de Estatuto Orgánico para la Universidad Nacional, reclamando autonomía universitaria y patrimonio propio para no dependiera  de ningún gobierno; este gigante del pensamiento y de la acción, que concibió una universidad nacional, científica, experimental, moderna, actual, evolutiva y autónoma,  ni siquiera se mencione en ninguna de las dos universidades públicas más importantes del país, a las cuales sirvió. Es como si todos los estamentos universitarios se hubieran consensuado para hacer más prologado el destierro de quien debiera ser el primero de todos los grandes educadores en la galería de los más notables pedagogos sociales.

Para finalizar, vale la pena destacar la síntesis de lo que fue Uribe Uribe, en palabras de Juan Lozano y Lozano, al prologar la biografía que del General escribió Eduardo Santa:

“El Filósofo, síntesis de los valores intelectuales; el héroe, suma de los valores prácticos; el santo, resumen de los valores morales, conviven en él en armonía fecunda y lo erigen en el hombre perfecto de nuestra Estirpe, y cada pensamiento de su cerebro, cada impulso de su corazón, cada afirmación de su voluntad, cada acto de su vida, podrían servir de norma general, de canon ético y estético.”

Si la MANE conociera su mensaje, y lo pusiera en práctica recuperando su pensamiento para la lucha universitaria, que fue formulado antes del grito  de Córdoba, es muy seguro que en lugar de MESA AMPLIADA NACIONAL ESTUDIANTIL empezaría a convocar una constituyente universitaria para involucrar al conjunto de la población colombiana, incluidos egresados, trabajadores organizados y campesinos en paro. ¡Además, Uribe Uribe es un personaje digno, muy digno de imitar!

Displaying 2 Comments
Have Your Say
  1. admin dice:

    Muchas gracias por traernos de la historia este personaje, al parecer proscrito, por su liberalismo radical. Desconocía su historia y sus aportes, porque como dices, parece que hubiera un deliberado desconocimiento de su pensamiento y aportes.

  2. Estupenda referencia un hombre que de lejos es el mejor de los colombianos. Uribe Uribe, fue en algún momento de su vida un hombre en armas,
    las despreció para evitar que un mal mayor a las diferencias políticas de liberales y conservadores se impusiera: Nada menos que la pérdida de Panamá. Cuando releo a Rafael Uribe Uribe y redescubro su legado de humanidad, me obligo a decir: Alvaro, que poco Uribe eres.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>