Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Lun, Jul 30th, 2012

Los niños de la Bogotá Humana


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Interesante el ejercicio realizado por la Alcaldía Distrital alrededor del Plan de Desarrollo. Aún después de aprobado por el Concejo Distrital, los funcionarios de la alcaldía, encabezados por expertos en planeación, se han dado a la tarea de recorrer las localidades, estableciendo los énfasis de ejecución local. Pero no solo para los recursos que se ejecutarán a través de los Fondos de Desarrollo Local. También se ha hecho el ejercicio para los recursos que ejecutarán las entidades, con unas prioridades claramente establecidas por el burgomaestre. Dicen los funcionarios del alcalde, que en el caso de los niños hicieron una consulta con mas de medio millón de infantes y adolescentes. Y esto, en las 20 localidades que tiene Bogotá. La idea era preguntarle a “pequeños” “sobre lo que viven, sienten, piensan y desean para la ciudad*. Aunque el ejercicio está estructurado sobre los componentes del plan, el mismo nos da una idea sobre la forma en que viven los niños y adolescentes los problemas de la ciudad, ya sean con “ambientales, de movilidad, vivienda, empleo, salud, educación y recreación” o la forma en que se relacionan con los adultos, incluyendo sus propuestas para cambiar aquellas cosas que no les gustan.

Parques, recreación y derecho al ocio para sus padres

Y es apenas natural el sueño de los niños y los adolescentes. Ellos quieren más parques como uno de los elementos para ejercer plenamente el derecho a la recreación. Pero, “quieren que sus padres tengan tiempo y buen ánimo para disfrutarlos con ellos”. Es apenas natural. Hoy vivimos en una ciudad con un gran déficit de espacios para la recreación. Y los pocos que hay, han sido apropiados por los jóvenes de las barras, los parches, u otros tipo de grupos juveniles. El concepto de barrio como espacio público para vivir en comunidad y para la recreación, se fue quedando en el olvido; la inseguridad se ha ido erigiendo en ese gran ogro que amenaza en cada esquina a nuestros pequeños. ¿Y los padres? Sus tiempos para compartir con los pequeños se ha ido reduciendo a tal punto, que escasamente los ven ya dormidos en sus camas, tal vez soñando en un día mejor. El derecho al trabajo, siempre debería estar asociado al derecho al ocio de los padres, como un derecho de los niños.

Los niños y los adolescentes sueñan con una ciudad donde las personas sean mas “ “solidarias, colaboradoras, respetuosas, relajadas y felices”, en oposición a como las perciben hoy: “agresivas, groseras e irresponsables””. La pregunta que deberíamos hacernos es, ¿en qué momento se nos perdió la pelota de la convivencia y la solidaridad, si nuestros hijos reivindican y sueñan una ciudad pacífica y de oportunidades?

Y ¿cual es su idea de la Educación y la Salud?

Los niños tienen claro que su proceso de formación académico es una incertidumbre. Se ven en poco tiempo y a la vuelta de la esquina como esos miles de jóvenes que abandonan sus estudios, ya sea por el desempleo de sus padres, ya por la falta de colegios cercanos a sus casas, otras tantas, por la falta de transporte, e incluso, porque caen en manos de jíbaros que los utilizan para el expendio de drogas, aun al interior de sus colegios. Ellos tienen el reflejo de sus hermanos mayores que dejaron inconcluso el bachillerato y los pocos que lo terminaron, nunca pudieron ingresar a la universidad. El reto es grande para el alcalde Petro: “Más colegios, más salones, más oportunidades de acceso a la educación superior, incluso, profesores más divertidos… que nos expliquen esas materias para qué nos sirven; uno cómo va a ponerse la meta de aprendérselas, si siente que no sirven para nada?”

Están convencidos que la  ““Salud (debe ser) igual para todos” “Es tenaz, cuando un pobre se enferma toca hacer fila y si uno no se está muriendo no lo atienden” ”Hay personas que no tienen para pagar sus medicamentos, que tienen enfermedades graves y los medicamentos son muy caros y no les alcanza para pagar, y se enferman más y se mueren””.

Si en algo la tienen clara los infantes, es en lo relacionado con el medio ambiente. Ellos saben que hay calentamiento global. Saben por sus abuelos que la Bogotá de hoy es muy diferente a la de hace 10, 20, 30 y 50 años. Han venido haciendo conciencia de la importancia del agua y de la defensa de los recursos naturales. Una ciudad con inmensas zonas verdes, “revitalizada, con espacios públicos y amplia movilidad; ““La mayoría de la gente no tiene en cuenta que si no estuviera la naturaleza, no existiríamos” ”Nos gustaría que en la ciudad no hubiera tanta basura y que todos sus habitantes cuidáramos los árboles y el agua, además de reciclar” “La naturaleza debe estar cerca a mi casa” ”Los árboles son importantes para respirar”. ”Cada habitante debería cuidar un parque o zona verde: podar, regar, sembrar y limpiar basuras para que los niños los puedan utilizar”, ese es su querer, ese es su mandato para una Bogotá mas Humana.

Vías y movilidad: si además del gobierno, los transportadores los escucharan

En sus barrios, ellos ven una ciudad como destruida por una guerra: “Las calles están destruidas y con huecos en los que uno puede caerse, llenas de mugre, rotas, sin señalización, llenas de carros, con mucho barro porque no están bien hechas, descuidadas, un día las arreglan y otro las dañan, son peligrosas e inseguras”. Por eso creen que la solución está en organizar el transporte, reducir el uso del carro particular, el uso masivo de la bicicleta; Pregonan: ”Quiero aire limpio, quiero aire puro, quiero un Bogotá sin humo”.

Frente al reto de una Bogotá que defiende y fortalece lo público, combatiendo la corrupción y la inseguridad, los pequeños abordaron los temas de seguridad y participación. Ellos no ven una ciudad diferente a como la describen cada día los medios: Ellos la viven “cuando a cada momento sus padres le recuerdan que ”No hay que salir solos a la calle, los ladrones se roban a los niños” ”El país está muy feo, a mí no me gusta porque ya no puedo ni salir, antes salía a patinar y ya no puedo” “En los parques nos sentimos felices, pero inseguros” “No me siento seguro en el colegio porque los niños roban y meten vicio” “No cuidamos nada”.

La “inseguridad está presente de manera muy fuerte en las mentes de niños, niñas y adolescentes, dejando entrever situaciones que definitivamente deben cambiar para alcanzar una verdadera Bogotá Humana”. Ellos quisieran tener un pedacito de poder para transformar este estado de cosas. Saben y asumen su corresponsabilidad para crear condiciones que permitan la consolidación de la Bogotá Humana: “Esto se puede lograr ayudando en la ciudad para que las personas no sean violentas y haciendo caso, siendo solidarios y ayudándose los unos a los otros” ”Exigiendo a los políticos que hagan un mejor trabajo” ”Ayudándole al alcalde a mejorar la ciudad”. Eso creen los niños. El reto es grande, Alcalde.

*Documento base de Alianza por la niñez

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>