Publicado el: Mar, Oct 27th, 2015

LOS BUENOS, LOS MALOS Y LOS MEDIOS


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

SerratoPor Mario Serrato

Laureano Gómez decía que el negro esta derrotado por el terror que le produce su color de piel, el indio está igual y es bruto por vivir en la selva. Aseguraba que las aberraciones de las razas progenitoras se agudizan en el mestizo, y concluía que solo en lo blanco español estaría el orgullo de la raza colombiana.


A pesar de esta ecuación tan racista e insultante: conocí negros laureanistas, indígenas que lo admiraban y aun veo por ahí mestizos que lo idolatran.

Los medios y la propaganda logran que los más horribles monstruos se conviertan en hermosos Apolos, despiadados criminales en mesías que nos darán un nuevo amanecer, y que los peores enemigos de la humanidad adquieran la condición de dirigentes inigualables con un lugar en el pedestal de la Historia.

Cuando Ronald Reagan dejó el poder en 1989, los índices de popularidad a sus mandatos alcanzaban porcentajes inverosímiles. Algunos medios lo consideraron el mejor presidente de la Historia de los Estados Unidos y, sin embargo miles de trabajadores habían perdido sus trabajos en las fusiones empresariales impunes y la reducción del personal  en sector público. Sumado a lo anterior, se impuso una reducción paulatina e inexorable de reivindicaciones laborales centenarias, como las horas extras, el pago doble del trabajo dominical y festivo y las vacaciones remuneradas.

Los recaudadores de impuestos dejaron de visitar las cajas fuertes de los multimillonarios y se ensañaron con los ingresos disminuidos de los trabajadores y los de las clases medias.

En cuanto Margareth Thatcher llegó al poder en Inglaterra, los beneficios de los obreros del carbón, ganados en casi cien años de historia de luchas laborales sangrientas, desaparecieron sin dolientes y en su lugar les impusieron planes de retiro voluntario-obligatorios, en franco beneficio de los dueños de las minas. Sin embargo la conocida dama de hierro, se mantuvo más tiempo en  el poder que el emblemático Winston Churchill.

En Colombia Cesar Gaviria y la Universidad de los Andes impusieron el mismo modelo, asegurando que estábamos entrando en el futuro al cual nos daban la bienvenida. Solo dos años después, replicadores del modelo, algunos de ellos convertidos con el tiempo en presidentes de Colombia, daban un golpe a la salud tan cruel y utilitarista que aún no nos hemos podido levantar.

Como Reagan y la Thatcher, los colombianos imitadores redujeron los derechos de los trabajadores, privatizaron hasta el modo de caminar y abrieron la puerta a los productos del extranjero de tal modo que hoy importamos hasta el emblemático café, producto que llegó a ser elemento de  nuestra nacionalidad. Sin embargo nuestros paisanos introdujeron una particularidad: libertad de empresa mientras la empresa no pierda y no corra riesgos de ninguna índole. En caso de pérdidas, el despreciable sector público acude en su auxilio.  

Laureano y su racismo detestable, Reagan y Thatcher con su modelo desalmado y Gaviria y Uribe con su imitación mongoloidal, gozan de una popularidad que envidiaría un campeón mundial de futbol.

No podemos negarles a los medios su papel en la Historia, pero no podemos olvidar su capacidad de hacer historias de papel.

Gracias a que comprendo lo anterior, entiendo la mala fama que agobia a Petro y el triunfo de Peñalosa.

Mensaje al ELN. Es un error suponer que cuanto más daño produzca el fúsil, más productivo será el diálogo. Censuro y rechazo el ataque en el que murieron 12 humildes policías.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>