Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Mar, Nov 6th, 2012

Los Banqueros y el pillaje

Comparte
Tags

Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Por Mario Serrato

La historia Financiera de Colombia, ha presentado momentos que le permiten al colombiano del común confirmar que nuestros banqueros, corredores de bolsa, vendedores de seguros, y en general las personas agrupadas en la Asociación Nacional de Industrias Financieras ANIF, no tienen por costumbre consideraciones escrupulosas.

En el gobierno de Belisario Betancur (1982 – 1986) los dirigentes del Banco Nacional, Banco del Estado y Banco de Colombia, adelantaron unas maniobras con el capital de los ahorradores que bien pueden considerarse actividades de pillaje. Incluso un sacerdote Católico de apellido Gaitán Mahecha desde la denominada Caja Vocacional, dejó a muchos religiosos y un alto grupo de feligreses en la calle al disponer de sus ahorros sin la más mínima intención de regresarlos.

Durante el Gobierno de Andrés Pastrana (1998 – 2002) el sistema judicial declaró un paro el cual se prolongó por casi cuatro meses, sin que al momento de levantarlo los funcionarios judiciales de nivel medio y nivel bajo hubieran obtenido la mas mínima de sus reivindicaciones. Pero el sistema financiero colombiano, que entonces acusaba pérdidas, según sus amañados informes contables, en una sola reunión con el Presidente en el club el Nogal, en la Casa Medina, en el Country Club o sitios similares, obtuvo del gobierno los aportes económicos suficientes para pagar dos o tres veces las pretensiones de los trabajadores de la rama judicial.

En el marco de la debacle financiera en que George W Bush (2005-2009) dejó la economía norteamericana al final de su segundo periodo, se decidió por parte del naciente gobierno del presidente Barack Obama hacer una inyección en los bancos de casi un billón de dólares, dineros con los que se pretendía solventar las pérdidas en que incurrieron durante sus largas borracheras económicas en 8 años de carnaval financiero irresponsable de un vaquero ignorante y guerrerista. Sin embargo lo más aberrante de todas estas situaciones consistió en que los directores y gerentes de los bancos que recibieron los aportes del erario, decidieron entregarles a sus ejecutivos de primera línea, los habituales bonos navideños acostumbrados a regalar en épocas de superávit.

La banca alemana que tiene a Grecia al borde de su extinción como nación impone medidas a esa adolorida población con las cuales pretende recuperar los dineros que le prestó a la gran industria turística de la tierra de Eratóstenes y Sócrates, dineros que de un modo u otro regresaron a las cajas fuertes de los bancos de Hamburgo, Berlín y Múnich y que hoy deben pagar los asalariados del país que nos dio a todos los occidentales, incluyendo a los alemanes, la denominada cultura clásica.

En la Colombia actual y en un suceso reciente, la firma de transacciones bursátiles más importante y elitista de Colombia, Interbolsa, fue intervenida por la Superintendencia Financiera debido a que sus ejecutivos habían dispuesto del patrimonio líquido, para hacer transacciones peligrosas, irresponsables y de alto riesgo. En Colombia existe una norma que prácticamente impide dar a conocer este tipo de maniobras del sistema bancario, es algo así como Pánico Financiero, sin embargo, cuando el FOGAFIN, entidad gubernamental que se nutre de capital público, aparezca en un rincón del sistema financiero tapando el hueco, es decir pagando con el dinero de los habitantes del sur de Bogotá las irresponsabilidades de los habitantes del norte de la ciudad, no existirá entonces una norma que diga algo así como: “Quien enterado de la irresponsabilidad de los ejecutivos financieros y del pillaje de los banqueros no denuncie ante la opinión publica y a las autoridades dicha situación, incurrirá en prisión de 20 a 40 años”.

Interbolsa, Félix Maya, Abraham Gaitán Mahecha, Jaime Michelsen Uribe y ahora Felipe Moreno, le han hecho tanto daño a la economía nacional como las maniobras avivatas y astutas del denominado prohombre Fernando Londoño Hoyos.

Colombia reclama una banca que cumpla con una función social o al menos un sistema financiero que no desangre el patrimonio público.

 

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. Toda la vida la BANCA ha sido la “USURA”permitida y legalizada,que en complicidad con los GOBIERNOS,se viene agigantando de una manera egoísta y arrazadora.No genera empleo,pero si genera comisiones de: manejo,consulta…etc.
    Y lo más injusto es que el dinero es del cuentahabiente,quien no recibe ni reditos ni ningún beneficio.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>