Publicado el: Vie, Mar 14th, 2014

LO QUE CUESTA URIBE


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Mario Serrato avatar--2013 copiaPor Mario Serrato

“cada vez que al señor se le antoje adelantar un debate de un mes para demostrar que la guerrilla no existe o que el castro chavismo es nocivo para la democracia, los colombianos tenemos que sufragar el dinero suficiente para construir un colegio que albergue a más de mil estudiantes.”

El desborde de la guerrilla en el fracasado intento de paz de San Vicente del Caguán, precipitó actitudes guerreristas de tal naturaleza que incluso fueron convertidos en héroes a masacradores profesionales y a narcotraficantes vestidos de camuflado. La aversión a la guerrilla alcanzó extremos un tanto mongoloides en los que los propagandistas del gobierno anterior llegaron a proclamar la del conflicto armado en Colombia para poner en su lugar una calificación semántica en la que se afirmaba que nos encontrábamos frente a una amenaza terrorista, nacida no se sabe en dónde ni porqué.
Los miembros del congreso se ufanaban de su proximidad con los paramilitares y algunos administradores locales llegaron a diseñar sus estrategias de gobierno en consensos elaborados en San José de Ralito, o en la Mesa, Cesar.
En este panorama aciago y deprimente emerge y se consolida la figura de Álvaro Uribe Vélez. Durante sus gobiernos el presupuesto militar se incrementó al mismo ritmo en que se incrementaba la necesidad de combatir a la guerrilla. La conciencia nacional, tan maleable como una barra de plastilina, fue moldeada entre otras razones, porque a la guerrilla colombiana, (bruta como siempre) le nació un niño en cautiverio al que quisieron canjear como parte de un lote de mercancía por una contraprestación política. Además de esa canallada, no tenían en su poder al secuestrado.
El señor Uribe que de pendejo no tiene nada, aprovechó todas y cada una de las torpezas de la guerrilla y creo una conciencia nacional. Prácticamente acabar con la guerrilla se convirtió en la razón de ser de los colombianos. Embelecos como la confianza inversionista o la recuperación de la imagen internacional del país, tuvieron alguna trascendencia debido a las gabelas tributarias de país invadido que el señor Uribe les ofreció a los inversionistas foráneos.

Su guerra personal contra la guerrilla, la cual supo venderle al país entero, lo convirtió en el hombre más custodiado de Colombia. A diario 300 hombres y un número indeterminado de vehículos, sistemas de comunicación y logística de toda índole deben ponerse en movimiento para que el hoy senador Uribe se muestre.

Cada día de Uribe en movimiento permitiría la construcción de una o dos viviendas dignas para personas necesitadas, y cada vez que al señor se le antoje adelantar un debate de un mes para demostrar que la guerrilla no existe o que el castro chavismo es nocivo para la democracia, los colombianos tenemos que sufragar el dinero suficiente para construir un colegio que albergue a más de mil estudiantes.

Si al senador Uribe hoy se le ocurriera la idea de agradecer por toda Colombia el apoyo que recibió de sus electores, es posible que en seguridad, ese bello detalle con su electorado, nos cueste a los colombianos el mismo dinero que se invertiría en dotar de agua potable a más de 50 poblaciones en el Chocó y otro tanto en La Guajira.

Sin embargo se le escuchará en el congreso pregonando la necesidad de la austeridad en obediencia ciega a las imposiciones del consenso de Washington a las cuales se ciñe, como se apega al odio que le da razón de ser a su existencia.

 

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. La guerrilla mató a su padre, injustamente como tantos otros absurdos crímenes ha cometido, ya el Dr. Uribe no se clasifica como un huérfano en razón a su edad. Mas absurdo y traicionero aún fué el crimen del padre de los Castaño Gil, que si dejó un adolescente casi para clasificar como huérfano, a Carlos. Y en aras de esta sed de venganza cuántos niños quedaron en Colombia en la mas completa horfandad sin ser hijos de guerrilleros ni de paramilitares?. Y aún no basta… en la guerra se hacen concesiones y no precisamente con una balanza y con milimetría, nos estamos desangrando y la inseguridad y el crimen aumenta y no solo por la barbarie de la guerrilla.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>