Publicado el: Mie, Sep 19th, 2012

Llegué por accidente y me quedé por convicción

Comparte
Tags

Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Melissa Piragauta estudiante de Comunicación Social y Periodismo llegó hace dos años a Bogotá desde Yopal. Se integró a Techo, una fundación que, haciendo uso de mano de obra de los jóvenes universitarios, “comparte la pobreza” construyendo casas y prestando auxilio a la población más vulnerable del país, para hacer algo diferente en sus tiempos libres. “La iniciativa me pareció diferente”, cuenta la joven de 19 años. “Al principio empecé por experimentar pero ahora, después de siete meses, me doy cuenta de que ha cambiado mucho mi visión del mundo”.

La soledad que experimenta Melisa en su casa, donde vive con su hermana, siete años mayor que ella, que trabaja como médica pediatra en un clínica de Bogotá, se ve apaciguada cuando comparte con otros jóvenes voluntarios de la fundación y recibe los agradecimientos de las personas e quienes ayuda. “Cuando me dan un abrazo y un beso después de construir una casa siento la satisfacción de la misión cumplida. No me importa tirarme 30 mil pesos para poder ir a construir, arrancarme uñas o pasar frio en esos lugares porque ellos me dan las gracias y eso es algo que no recibo de todo el mundo y me llena mucho. A veces uno se siente incapaz pero esas actividades me incentivan. Uno se da cuenta de que puede hacer algo por los demás”.

“Mis papás me han brindado muchas cosas y a veces uno no lo aprecia como debería. Por eso, si tengo cosas o conocimientos que pueda aportar a la sociedad no me molesta hacerlo. Lo único que pido a las personas que ayudo es un abrazo y una sonrisa… bueno algunas veces comida casera también, jajaja”.

“Lo que antes era rebeldía, ahora es moda”

Christian Martínez se graduó del colegio a los 14 años después de presentar el Icfes en medio de una borrachera tal que no se acuerda como salió del salón donde lo presentó. Desde ese momento, como era demasiado pequeño tanto para trabajar como para estudiar, se dedicó a “callejear”. Se unió a los SkinHeads Against Racial Prejudice (S.H.A.R.P), una tribu urbana que busca deshacer los prejuicios sociales y raciales. En el movimiento encontró un ambiente de aceptación interna entre los miembros y rebeldía hacia todo lo demás. “Teníamos un ideal” recuerda el ahora estudiante universitario; “queríamos igualdad social. Había mucha discriminación hacia los estratos bajos. Veíamos el sufrimiento, la desesperanza y queríamos solucionarla”.

Los barrios Las Cruces y Bosa eran algunos de los escenarios de las peleas callejeras R.A.S.H. vs. S.H.A.R.P., las dos bandas enteramente rivales por sostener ideologías diferentes, que se peleaban a puño, machete y bate por el control de los callejones de Bogotá.

Según Javier Reyes, host de un blog titulado Tribus Urbanas, el término se refiere a agrupaciones, que se reúnen a partir de ciertas afinidades que pueden ir desde tipo música, forma de vestir o la ideología en la que se basa la tribu. “Es un ambiente pesado, tienes que estar demostrando tu valentía todo el tiempo, tanto para los rivales como para los amigos”, cuenta Martínez con un par de cicatrices de puñaladas y botellazos en los brazos piernas y cabeza.

Martínez afirmó que para ser parte de esos grupos hay que hacer algo parecido a un rito de iniciación que suele ser un acto “peligroso para ellos o para alguien que quieran”, pero el hecho de que los adeptos a esas tribus urbanas sean cada vez más demuestra el gran interés que tienen los jóvenes por sentirse aceptados. Dos años después de haberse desvinculado de la tribu recuerda: “Uno quería sentirse parte de algo, quería encontrar aquello que lo separara del resto del mundo y al mismo tiempo lo uniera con otras personas”.

“Hoy en día todos los duros de la banda se abrieron” cuenta “el punki”, como todavía lo llaman algunos, con un tinte de nostalgia en la voz “solo quedan unos niños que no tienen ni idea de la ideología punk, solo se hacen la cresta y se ponen punteras por moda pero ya no tienen los mismos ideales”.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>