LA RESERVA A LA QUE PEÑALOSA LE METE REVERSA

Reserva-Thomas-Van-der-Hammen-penalosa2Por: Héctor Pineda S.//

“Desde el rifirrafe del POT, pasando por la protección de los Cerros y de los Humedales, adicional a las medidas para disminuir los niveles de emisión de gases efecto invernadero…”

Algunos gremios, políticos e iglesias a las que los mandatos de la Constitución de 1991, promulgada por la Asamblea Nacional Constituyente que cumplió un cuarto de siglo de instalarse el pasado 4 de febrero,  les quitó privilegios, desde el mismo momento de la puesta en vigencia del texto Constitucional, sin tregua, se han dado a la tarea de conspirar contra la Carta, unas veces mediante la realización de todo de tipo de enmiendas, otra por vía de la interpretación y de la injerencia de autoridades fiscales o disciplinarias, tendientes a recuperar las canonjías y prebendas perdidas por mandato constitucional.

Recuerdo, en los primeros días de vigencia de la Carta, en cuyo texto inicial se hizo prohibición expresa de los denominados “auxilios parlamentarios”, practica mediante la cual los congresistas, “enmermelados” con el presupuesto, metían la mano en la plata pública, aprobando toda serie de rubros que, posteriormente, eran usados para las campañas electorales y la extorsión de la voluntad ciudadana, el entonces Ministro de Hacienda, sin pudor, se inventó el recurso de las “obras de interés regional”, mecanismo para hacerle el quite a la prohibición constitucional. Muchos se “tiraron en plancha” por esa platica, recuerdo, exceptuando el entonces congresista Gustavo Petro.

“Hecha la ley hecha la trampa”, es la manera como ha hecho transito en el lenguaje popular y del mundo de la política la perversa práctica de escudriñar en los resquicios del texto de la ley para por allí, en filigrana de conceptos, buscar la manera de incumplir lo ordenado en la ley o cumplirla ceñido a los interese propios, a la medida de sus bolsillos o de sus jugosas cuentas bancarias, abiertas en bancos ubicados en la geografía planetaria conocida como paraísos fiscales.

En este cuarto de siglo de vigencia de la Carta Política, como en toda sociedad que vive un período transitorio, los tire y jale sobre la aplicación de las normas constitucionales y sus desarrollos legales han sido de intenso debate, sobre todo en los últimos cuatro años pasados durante los cuales, el alcalde Petro, se dio a la tarea de implementar en el ámbito del Distrito Capital, casi a pie juntilla, la letra de la Constitución, vertida en los programas de la Bogotá Humana.

Unos de los asuntos que más polémica y debate suscitan, sin duda, es el relacionado con los asuntos ambientales. Multas, destituciones, señalamientos y todo tipo de matoneo, es el que recibe Petro por cuenta de las decisiones distritales encaminadas a la protección ambiental, en especial las áreas protegidas y recursos hídricos de Bogotá. Desde el rifirrafe del POT, pasando por la protección de los Cerros y de los Humedales, adicional a las medidas para disminuir los niveles de emisión de gases efecto invernadero, hasta la decisión de poner una “barrera ambiental” a la expansión urbana hacia el norte de la ciudad mediante la declaratoria, con al la Corporación Autónoma Regional, de la Reserva Forestal Thomas van der Hammen.

A la reserva, lo ha anunciado el alcalde Peñalosa, le quiere meter reversa. Ha dado muestras impúdicas de su vocación devastadora, como el mítico y espeluznante monstruos llamado Tifón. No oculta, no sabemos si por vocación o negocio, el talante de “cementero” del que hace alarde todos los días.

Pero ejemplos de ciudadanías activas defendiendo el patrimonio cultural y ambiental se han expresado, también, con efectividad. Las movilizaciones para proteger el páramo de San Turban es ejemplo para imitar. Los anuncios del alcalde electo del Tolima de convocar a Consulta Popular la prohibición de la explotación minera, entre otros, se debe apoyar. Ojalá no sea tarde.

tikopineda@gmail.com

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>