Publicado el: Mie, Sep 19th, 2012

“La paz comienza con una sonrisa”

Comparte
Tags

Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Alejandra Peñuela está decepcionada con su universidad. Esta estudiante de cuarto semestre de Medicina en la UDCA contó haber sufrido una profunda decepción cuando intentó hacer cambios en su academia pero llegó a la conclusión de que “a una empresa no le conviene escuchar a sus empleadores o a sus propios estudiantes”.

Por esta razón que decidió llenar el vacío que sentía su alma existencialista con labores sociales. Haciendo uso de sus facultades médicas se puso disposición de los indigentes que viven bajo un puente en la autopista norte. “Muchas veces mi trabajo no es salvar vidas, sino acompañar a los moribundos en su momento más difícil mientras la naturaleza hace su trabajo”, confió tristemente la futura profesional de la salud.

Madruga casi todos los sábados, paga transporte y expone su salud física para atender a los habitantes de la calle. No le importa que esas personas muchas veces no se acuerden de ella o que cuando llegue a ayudarlos no haya nada que pueda hacer para salvarlos porque “la satisfacción que siento por lo que hago, la felicidad que me inunda cuando veo la sonrisa sin dientes de un indigente trasciende todos los límites”.

“Muchos piensan que el trabajo de un médico se debe desarrollar en un consultorio pero los enfermos están afuera. A veces nos indignan actitudes de las personas que nos rodean, nos indignan muchas cosas que pasan en esta sociedad, pero esa indignación no puede afectar nuestras vidas. Por eso uno tiene que hacerle frente a eso y llenarse de berraquera. Una persona empieza todo el cambio”.

No hay nada que pueda disuadir a la joven de su cometido porque significa su aporte la sociedad. La labor que desarrolla es el granito de arena con el que planea cambiar el mundo. Ella entiende que lo que hace es poco comparado con la magnitud de la necesidad pero su inspiración no proviene de las circunstancias físicas de la ciudad sino de una profunda convicción derivada de sus valores e ideales personales que nutre con las historias de grandes personajes que cita con orgullo. “Como dijo la madre Teresa de Calcuta, la paz comienza con una sonrisa”.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>