Publicado el: Mie, Oct 7th, 2015

LA OFICINA 1-201


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

tarea-matematica-full

Por: Mario Serrato//

Tiene un poco más de espacio del que requieren dos enamorados recientes para contemplar el atardecer. Si bien el rinconcito es apacible y algo cálido, no puede afirmarse que en él quepan con comodidad las fórmulas matemáticas y las ecuaciones físicas que siguen confundiendo a los estudiantes de décimo grado y asustando a los pelaos que gustan mucho del fútbol.

La oficina de la Sociedad Colombia de Matemáticas, con ese número tan simple, está ubicada en un espacio estrecho en el que los maestros que revisan a Einstein y a Pitágoras, tienen la sencillez de un tinto y la complejidad mental de un poema bien escrito.

Un par de kilómetros más al norte,  en una oficina amplia e iluminada por un sol que parece estar en todas partes y a toda hora, se desarrollan las ecuaciones burocráticas más elementales e inútiles del país. En las oficinas del Parlamento Andino se pasean 10 secretarias de cinturas estrechas, andar de venadas, belleza inverosímil  e interés por el conocimiento similar al de un burro.

Los jefes de estas mujeres adelantan actividades tan inútiles como ponerles mangas a los chalecos o sacarse los mocos con el dedo meñique sentados en una poltrona cubierta con la piel de algún animal a punto de extinguirse.  Sin embargo, para cumplir con sus agotadoras actividades, gastan en un mes el dinero que los científicos de las matemáticas gastan en varios años en su estrecha oficina de la Universidad Nacional.

Debemos reconocer que el nuestro es un país que aplaude la frivolidad y desprecia la inteligencia con una desfachatez olímpica.

Un país en el que resulta mucho más sencillo conseguir patrocinio para engalanar alguna candidata al reinado del repollo o la zanahoria, que para estimular la inteligencia, la ciencia y el conocimiento.

Esta Colombia aciaga y perdida en el laberinto de una guerra eterna, que idolatra hasta la necedad a quienes desean perpetuarla, es la misma a la que solo le importa el conocimiento cuando este llega a personas seleccionadas por su  apellido y por su alma despiadada de tecnócratas, y no permite que ese ansiado y virtuoso bien llegue a quienes pudieran lograr la necesaria e inaplazable transformación del país.

Gracias a esa mentalidad frívola y  utilitarista es que tenemos a Gina Parody de ministra de Educación, a Mauricio Cárdenas en la cartera de Hacienda y a Colciencias convertido en un nido nauseabundo de burócratas sin imaginación.

Por fortuna la estrecha oficina 1-201, con sus profesores entregados al conocimiento y a la ciencia, sigue indicando el camino correcto.

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. Excelente articulo, pero que lástima que esa es la realidad de nuestro país.

    El autor tiene mucha facilidad para mostrar de una manera jocosa pero muy asertada, la verdadera situación del pais.

    Me gusta mucho leer los articulos del Dr Mario Serrato

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>