Publicado el: Mie, Nov 28th, 2012

¿La haiga o la Haya?


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Por: Héctor Pineda S. *

Así pues, después del fallo que nos arrebató un pedazo de mar Caribe, aún no se sabe cuál es el rumbo de Colombia. La población de San Andrés, alentada por las Iglesias, se ha movilizado indignada y exige al gobierno “no acatar el fallo”.

Al autor de la palabreja “haiga”, si coincidimos en la persona del fallecido guerrillero Manuel Marulanda Vélez, la vida no le alcanzó para ver realizado el anhelo de la paz. Borrosos recuerdos, amarrados por allá en los diálogos de las FARC con el Presidente Belisario, dicen que fue la respuesta del guerrillero ante el asedio periodístico sobre asuntos referentes a los deseos que vislumbraba sobre las conversaciones con el gobierno. “Que haiga paz”, cuenta el historiador fallecido Alape, fue la respuesta de “Tiro Fijo”, en tono de insurgente en tránsito a estadista. Llovieron las burlas y los caricaturistas,  implacables, se deleitaron con el ingenuo término de una lengua profundamente campesina, lejana a los vericuetos de la lengua de las alcurnias políticas colombianas.

La anécdota, se me viene a la cabeza en medio de los mares de tinta y declaraciones a propósito del fallo del tribunal de La Haya, con respecto al litigio con la República de Nicaragua y que fue adverso al interés colombiano. Ahora, la relación cacofónica entre “haiga” y haya, para no picar de original, la recojo de caricaturas que se hicieron cuando las partes, aunque en Colombia dicen que de manera equivocada, decidieron poner en manos del Tribunal de La Haya el diferendo con Nicaragua. En una de ellas (Bacteria), muestra al presidente Daniel Ortega, uno de los últimos mejores amigos de Manuel   Marulanda, en la que dice: “ahora en adelante vamos a usar la palabra haiga. El que utilice la palabra haya…se va para Colombia”, en alusión, seguramente, a que fue Colombia quien tomó la iniciativa del camino de La Haya.

Así pues, después del fallo que nos arrebató un pedazo de mar Caribe, aún no se sabe cuál es el rumbo de Colombia. La población de San Andrés, alentada por las Iglesias, se ha movilizado indignada y exige al gobierno “no acatar el fallo”. El pedazo de mar que se llevó Nicaragua, dicen allá, es el mar de donde se deriva el sustento de cientos de familias raizales pescadoras. “La codicia petrolera de Nicaragua no puede desbarajustar un santuario ambiental estratégico para el Caribe y el planeta”, alertan otros. La Canciller, por su parte,  dice que Colombia acepta y, el mismo día, dice lo contrario y, luego, dice que sí pero que no, sumado a la voz del Presidente que, recordando la tradición Colombiana, de respeto a los fallos de la justicia, anuncia que no acepta algunos de los términos del fallo que, según entendidos, no tiene apelación.

A la ambivalencia gubernamental, hasta el momento, se ha sumado la postura belicosa del ex presidente Álvaro Uribe (y sus “quinta columnistas”) que declara exigiendo desconocer el pronunciamiento del Tribunal Internacional. “Uribe está litigando en causa propia para preparar el desacato cuando lo llamen los Tribunales Internacionales”, dicen en las redes sociales y, entre otras,  le recuerdan que como Presidente no hizo lo que ahora exige haga el Presidente Santos. Mientras tanto, desde la academia y voces de opinión ponderadas, se dice que “no hay que llorar sobre la leche derramada” y se invita a cumplir lo dispuesto por el Tribunal, sin hacer invocaciones a “nacionalismos trasnochados”, de derecha o izquierda.

“Dura es la ley” y duele lo sucedido. Más duele para los que tenemos el alma anclada en el Caribe. Nuestra tierra pierde mar por lo que parece fue la grave desatención de una política que se piensa desde el centralismo. Para decirlo con la palabreja: quién la “haiga” embarrado por lo de la Haya que asuma la responsabilidad, “haiga” lo que “haiga” que hacer.

Alargue: Se llevaron el mar y nos dejaron a Uribe y la lengua sucia de Gerlein. Injusto.

*Constituyente de 1991

 

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>