La catastrofe universal anunciada y Bogotá bloqueada


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Tico PinedaPor: Héctor Pineda S./ Foto LNE.es, Galería//

Sin embargo,  movidos por la avaricia,  la ignorancia o el cálculo político mezquino,  por decir lo menos,  Germán Vargas Lleras se niega leer las señales  de la catástrofe anunciada

Corren los tiempos de la fiebre planetaria. Se asoman los síntomas del Apocalipsis climático. Hay anuncios de hectáreas de bosques consumidas por la candela desbocada. El lodazal de las inundaciones descuaja casas y arrastra pueblos enteros,  los males propagados por la picadura mortal de los bichos emponzoñan la sangre de los humanos. Hambre, desolación, los tiempos del cambio climático, del calentamiento global y sus estragos. 

Desde distintas voces de la geografía universal, así es reconocido. La Encíclica del Papa invocando la ayuda de la Divina Providencia ilumine a los líderes y le ponga contención a los desafueros  humanos que producen la fiebre terráquea. El Presidente de los Estados Unidos, una de las naciones más poderosas y, quizá,  la que sus empresas contaminan  mares, ríos  y tierras, también  ha sumado su voz a las advertencias de alarma.  Otras voces, con  menos altisonancia mediática, también se han sumado al coro de convocatoria a salvar el planeta, a detener el calentamiento global.

Los tiempos de la ciencia ficción, narradas en celuloides de matinée, sin aviso previo, ha tocado las puertas del mundo. La destrucción de ciudades calcinadas por el fuego descendiendo desde los cielos, disparados desde naves intergalácticas diestramente conducidas por seres nacidos en las entrañas de las estrellas y en los cráteres de los planetas, en estos tiempos, ya no son necesarios  para que las profecías que han anunciado varios profetas de la destrucción, sin tregua, empiezan a cumplirse.

Desde los tiempos inmemoriales en que la civilización, con  los inventos  para domar la fuerza del rayo y de la centella, propició el divorció con la naturaleza se viene cocinando la catástrofe. Los dinosaurios, apretados por  millones de años en el vientre terráqueo, descompuestos en un líquido viscoso que impulsa  los cohetes hacia los cielos,  también que mueve millones de vehículos noche y día, como una ruleta fatal, han expulsado los gases suficientes para envenenar la atmósfera y producir el estado febril que amenaza con el Armagedón del fin de toda vida universal. ¿Exageraciones? Los científicos en sus laboratorios y con las observaciones de sus instrumental de precisión ya han señalado y documentado las predicciones del peligro en el cual se encuentra el planeta y la vida. Ciudades enteras, como en la metáfora de la Atlántida,  desaparecerán en el cataclismo de los océanos y mares crecidos.  Las cosechas se asfixiaran, sin remedio, en la aridez de la tierra reseca y cuarteada.

Así pues, los signos del cambio climático, con los desastres de aquí y de allá,  son contundentes. Sin embargo,  movidos por la avaricia,  la ignorancia o el cálculo político mezquino,  por decir lo menos,  Germán Vargas Lleras se niega leer las señales  de la catástrofe anunciada. Porfía el Vicepresidente, desde su  cómoda mano de contratante de obras públicas, en no aceptar los parámetros que el cambio climático impone al orden territorial. Inducen, por ejemplo, a posponer decisiones de asociatividad territorial para mitigar los efectos del fenómeno global. Así se desprende de una lectura de la Ley de Orgánica de Ordenamiento Territorial (LOOT)  que difiere a otra ley poder avanzar en la Regionalización autónoma  Entidad Territorial y a la negativa de sacar adelante la ley metropolitana. El POT, con las modificaciones para un orden urbano armonizado con medidas que contrarresten los efectos del cambio climático, contra toda lógica, ha sido congelado y las decisiones se  usan como pretexto para sancionar a varios, incluido al Alcalde. La mano poderosa de Vargas Lleras bloquea la ciudad para enfrentar la catástrofe universal anunciada. Dios nos ampare.

Alargue: El 22 marcho en defensa del planeta. ¿Y tú?

tikopineda@gmail.com

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>