Publicado el: Vie, Mar 28th, 2014

Juan Manuel y los Idiotas


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

santiuribistas1Por Mario Serrato /

Los diferentes sectores políticos suelen tener afinidades y discrepancias. Cuando estos sectores están muy cerca a la toma de un botín, sus discrepancias desaparecen por arte de magia y de un momento a otro se muestran en acuerdo total.

Hace unos días Marta Lucía Ramírez e Oscar Iván Zuluaga manifestaron en declaraciones públicas su total acuerdo con la decisión del Presidente de no acatar las medidas cautelares impuestas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a favor de Gustavo Petro.

En sus declaraciones llegan a invocar razones patrióticas y nacionalismos de caballistas para sustentarlas.

Hablaron de la institucionalidad, de la grave situación de la ciudad, de la independencia de nuestros poderes públicos.

La decisión del Presidente fue calificada de acertada, necesaria y ajustada a derecho.

Juan Manuel, que es más vivo incluso que Uribe, mantenía la actitud circunspecta del taur cuando tiene oculto un mal juego y asentía con sus ojitos burlescos de párpados recién operados, a cada majadería que le decían los oportunistas de ocasión, gracias a que con ellas podía justificar y hacer consenso en su intención de tomarse a Bogotá.

Pero como suele suceder con los piratas, una vez rapado el botín, una vez dominado el barco, una vez alcanzado el propósito de apropiarse del tesoro, el comandante del asalto decide no distribuir el botín entre quienes aportaron a la rapiña y a la refriega su granito de arena.

Entonces empiezan de nuevo las discrepancias, los desacuerdos y las críticas. En esta ocasión censuran que Juan Manuel esté usando el botín que creían de todos, para su campaña personal.

Idiotas. ¿A quién se le ocurre que Juan Manuel vaya a obrar en alguna actividad, cualquiera que esta sea, sin personalizar el beneficio?

Y en relación con los ciudadanos que creyeron en la llegada del mesías, ¿En qué cabeza cabe que Juan Manuel y sus frustrados aliados, hayan considerado hacer algo positivo por Bogotá?

El bafle de Uribe, Oscar Iván Zuluaga, cree que imitando a su mesías hasta el extremo del remedo conseguirá el poder. Que mal alumno. Que mal candidato. Que mal político. Uribe debe empezar por enseñarle que no sea iluso.

¿Y Marta Lucía?, con ella no hay salida. Solo esperar a que pase la campaña para que retorne a los quehaceres del hogar, y dedique los años por venir a la noble tarea de malcriar a sus nietos.

Zuluaga y Ramírez han dado la más alta contribución a la reelección de Juan Manuel. Sus directorios y asesores han dado la peor muestra de criterio político.

Eso le suele pasar a quienes de un modo u otro legitima la arbitrariedad, bendicen el abuso y dignifican la falta de escrúpulos.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>