Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Vie, Jul 27th, 2012

HABLAR, COMER Y BEBER “MIERDA”


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Por: Héctor Pineda S. *

El lenguaje escatológico, a propósito de un breve viaje al Caribe colombiano, me atropelló desde el mismo instante en que pise esas tierras.  En las conversaciones con amigos y, por supuesto, en las discusiones a voz en cuello que se acostumbra en cualquier esquina de cualquier ciudad caribeña o acompañan el pregón de ventas en las calles y plazas de mercado.“Hablar mierda”, fue la primera invitación que recibí. Al principio, mientras desacostumbraba el oído “cachaquizado”, por más de veinte años encaramado en la tierra paramuna de Bogotá, después de recordar que “hablar mierda” no  tiene la significación de grosería ni mucho menos el significado fisiológico de “hacer del cuerpo” en reverso, después de rebobinar la película de infancias correteando por las tierras llenas de las hojas de las Ceibas y las orugas colgando de las hojas comidas del Mataratón, o reposando del juego de la “lleva” bajo la  sombra del almendro, debo confesar que “garlar” sin descanso, perorar sobre lo humano y lo divino, “echar caspa” arreglando el mundo o relatando el periplo de amigos que quedaron congelados en la última fría” del amanecer, guarecido del rocío de la madrugada bajo el techo de la “Casita de Paja” del Flaco de la Hoz, ese hermoso arte de hablar como si dibujara el mundo ensartando las palabras, y que se conoce como “hablar mierda”, solo es posible disfrutarlo en las tierras del Caribe, región de una inconmensurable tradición oral.

Los relatos hablados de abuelos y matronas caribeñas, como lo reconoció Gabito antes de su extravío en el mundo del olvido, inspiró novelas e historias memorables del Nobel de la literatura. Allí, en las horas de noche, en el damero de baldosas negras y blancas de la terraza de la casona frente al mar,  quedó el reguero de anécdotas de veinte años de ausencia y los vaticinios sobre lo que habrá de suceder en los próximos cien años de la historia política del país, incluido el cataclismo que se sucederá, dentro de más de cien años, cuando el planeta Venus resbale su nitidez oscura  por el cachete incandescente del sol. Todo, entre traguitos cortos, bamboleando el cuerpo en la mecedora, como se bebe el licor amarillo de Escocia.

Pero así como se habla mierda en el Caribe,  también se come mierda. Por supuesto, se debe aclarar, no significa el ejercicio literal de comer excrementos, recreada en la película  del genial Fellini  en el “Círculo de la Mierda”, ni más faltaba. “Comer mierda”, ni más allá ni más acá, tiene la significación de padecer dificultades o encontrarse en situaciones complicadas como lo revelan las paredes desconchadas, las calles encharcadas y el olor a cangrejos podridos  de pueblos sumidos en la total miseria mientras la vida transcurre viendo pasar el enorme “gusano metálico” del tren cargado de carbón, dejando tras de sí una estela de polvillo oscuro que se adhiere a la piel y tiñe la tierra blanca de la playa. “Ese animal se lleva la riqueza y aquí queda la basura. Solo comemos mierda!”, dice un pescador con su boca desdentada, tejiendo paciente los hilos reventados del chinchorro.

Entonces, hablar mierda como descripción de la oralidad Caribe, comer mierda para describir la pobreza y el olvido que sobrelleva la gente de una tierra cargada de riqueza que se va para no volver, la minería, es parte del universo en el cual nací y crecí. Pero beber mierda, fue la sorpresa que recibí con la noticia según la cual el agua que bebemos en Bogotá está contaminada. Dicen que es una noticia mentirosa e irresponsable. Seguramente, me lo dijo un cachaco costeñizado, “porque a Petro lo acusan de cuanta mierda”.

 *Constituyente de 1991

Displaying 2 Comments
Have Your Say
  1. Varovai dice:

    Ni tan escatologico…porque ya no se come mierda…sino físico cable…porque ni para comer…hay en los bolsillos del PP…no es Fellini sino Pasolini en Salo o los 120 dias de Sodoma!

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>