Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Lun, Abr 1st, 2013

Gobierno Progresista

Comparte
Tags

Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

héctor_pineda-copiaPor: Héctor Pineda S.

Casi a los dieciséis años de edad, recuerdo, ingresé a los debates de la izquierda colombiana, en principio, animado por los vientos renovadores de la “Iglesia comprometida con la causa de los pobres” (tan actual en las lecciones de Francisco, el Papa) sumada al despertar de América Latina, buscando su puesto en el concierto de las naciones del mundo. Noches enteras de vigilias, debates febriles en medio del aroma del café y el humo del cigarrillo cerrero, reafirmando el compromiso al lado de los excluidos.

Desde entonces, sin duda, es mucha el agua que ha corrido por debajo de los puentes y, por supuesto, varios los intentos por alcanzar, aquí y ahora, los escenarios de la conducción de los hilos del poder, del ejercicio del gobierno, del manejo del Estado. Unas veces en los debates conceptuales que pretendía, inútilmente, “enguacalar” la realidad en conceptos de la filosofía y metodologías en boga y, otras, militando en paradigmas de ruptura, tanto en los métodos y lo medios, que nos llevó a conocer al M-19, organización armada, posteriormente la primera en alcanzar la paz, que produjo el más grande cataclismo en la izquierda colombiana y continental, al proponer un camino propio, desligado de las tutelas extranjerizantes.

Por supuesto, la historia no es lineal, estamos hablando de procesos llenos de saltos y de sobresaltos. Unas veces con el surgimiento de opciones venidas del desprendimiento de los colectivos políticos tradicionales, pasando por alternativas de moderación, hasta el nacimiento de colectividades alineadas por la dinámica social de protesta de la izquierda y de la izquierda armada, particularmente de las FARC. Todos, sin excepción, sometidos al ácido de los catecismos de la lucha contrainsurgente y, más recientemente, de la lucha “contra la amenaza terrorista”, exacerbada por los hechos del 11 de Septiembre de 2001.

Así pues, la izquierda, con sus más y sus menos, se ha movido en las arenas movedizas del el tira y afloje de la injerencia de los proyectos internacionales, la interferencia indebida con opciones armadas, sumada a la agresión impúdica de las combinaciones de todas las formas de lucha contrainsurgente, llevadas a la máxima expresión en el genocidio de la UP, el asesinato selectivo de importantes líderes de la izquierda, aún después de alcanzado el fin del conflicto armado, como el caso de Carlos Pizarro, asesinado en un avión en pleno vuelo, días después de firmar la paz.

En los últimos años, después del fin del conflicto con el M-19, la creencia según la cual la izquierda debe existir para hacer la oposición, con la participación de la AD M-19, se apertura un nuevo concepto: “Ser Gobierno”. En el debate de la Asamblea Constituyente adquiere notoriedad y, años más tarde, logra irrumpir en escenarios de importancia política como la alcaldía de Bogotá,  desdibujada por el ejercicio de administraciones anteriores claudicantes a la inercia (¿ausencia de modelo?), agravado por los carruseles de la corrupción, denunciados desde la izquierda misma y, sin sumas que restan, surgió un colectivo denominado Progresista, con representación en el Concejo de la ciudad Capital, en las Juntas Administradoras de las localidades y  la alcaldía de Bogotá.

Progresistas, aferrado al mandato de la Constitución de 1991, promueve un modelo que supera lo genérico de la lucha social, aterriza en la causa de las víctimas y los vulnerables (desde la inclusión), introduce el desarme en el modelo de convivencia y seguridad (en lo urbano), asume la protección de la vida y del medio ambiente y, al contrario del modelo neoliberal, alienta la efectividad de los derechos desde lo público. Así, ni más allá ni más acá, se sintetiza la opción de gobierno Progresista. Ojalá, en la otra orilla, encuentre la oposición democrática, no la intolerancia violenta.

@ticopineda

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>