Publicado el: Lun, Nov 19th, 2012

GOBIERNO EN ANTIOQUIA.


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Por: Andrés Preciado

El clima político en el departamento está polarizado en torno a ramistas y fajardistas, llueven reproches mutuos y trinos de unos hacia otros.

El escenario político antioqueño en el presente año se puede resumir en las frases “No dar papaya” y “Todo lo que diga podrá usado en su contra” que dan cuenta de un contexto profundamente polarizado entre fajardismo y ramismo, haciendo alusión a las cabezas de los extremos de la controversia.

El actual gobierno departamental en cabeza de Sergio Fajardo tomó desde su inició decisiones, a mi parecer arriesgadas, en cuanto a la forma como enfrentaría el estado en que encontró el ente departamental al iniciar su periodo. Las dos posibilidades cuando se asume un nuevo cargo público son muy claras en relación a su predecesor: Se guarda silencio o no. La ruta elegida por Fajardo fue la de no guardar silencio y denunciar las irregularidades heredadas del anterior gobernador, con esa decisión estoy absolutamente de acuerdo, difiero en la forma, paso a explicarlo.

Es deber de todo funcionario público denunciar a las autoridades competentes las inconsistencias legales que al asumir el cargo encuentre de quien se lo entregó, lo que me parece erróneo en las formas de la actual administración departamental es hacerlo mediante el mecanismo de un libro blanco, una publicación en contra de la corrupción. Desde mi punto de vista la forma indicada era oficiando a las autoridades responsables y poniéndolas en conocimiento de la situación, menos show y más acción, dando declaraciones a medios donde fuera necesario, pero no como se hizo, pues pareció más mediático que administrativo.

Esa situación dio pie a exacerbar los ya caldeados ánimos entre administración entrante y saliente y nos han llevado en el departamento a la situación actual, una cacería de brujas en donde, defendiéndose del libro blanco, los escuderos de Luis Alfredo Ramos, anterior Gobernador, no dan tregua ni margen de error a los funcionarios de Sergio Fajardo y sus salidas en falso gubernamentales, el punto máximo es la reciente controversia sobre un título minero firmado por el Gobernador Fajardo al esposo de una de sus secretarias de despacho, hecho con un manto de duda inmenso sobre la legalidad y moralidad de la actuación de ambos funcionarios que aun está en investigación.

Lo claro es que la división a puesto los temas de gobierno en dos orillas perjudiciales que nunca se cruzan, la posición ramista y la fajardista, con escenarios absurdos como la capitalización política de la victoria departamental en juegos nacionales, Antioquia fue el campeón y de ambos lados se lanzan trinos reclamando el laurel, desde las toldas de Ramos por la política continuada en materia de deporte por la anterior administración y desde huestes fajardistas por la actual dirigencia de Indeportes Antioquia, ambos con parte de merito y razón, pero no puede opacarse el logro de deportistas consagrados y de una estructura administrativa y de gerencia deportiva que se viene consolidando antes de los dos caudillos.

En conclusión, la situación que seguirá dándose pasará porque el Gobierno actual no de papaya en temas de gobierno y administrativos, pues estarán prestos sus opositores a cobrarle una apuesta muy arriesgada en materia política, pues cuando Sergio Fajardo publicó el Libro Blanco se puso justamente de blanco, valga redundar, para las críticas de su contraparte, no puede presentarse un gobierno como el defensor de la lucha contra la corrupción y la promoción de la transparencia y permitir que sus actuaciones dejen sendos cuestionamiento e interrogantes jurídicos.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>