Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Mar, Abr 2nd, 2013

Ganancias

Comparte
Tags

Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Mario-SerratoPor Mario Serrato

“En pocas palabras los banqueros se están haciendo ricos gracias a que el dinero de los pobres se encuentra depositado en sus cajas fuertes.”

Recientemente la banca colombiana volvió arrojar cifras de ganancias que pueden ser calificadas de absurdas en un país cuya población carece de los más elementales servicios públicos, educación, salud y vivienda. Efectivamente los reportes bancarios hablan de ganancias de 6 billones de pesos en el último trimestre.   Con ese dinero se podría dotar de infraestructura de acueducto y alcantarillado a mas de 800 poblaciones de menos de 100 mil habitantes en Colombia. Con ese dinero podríamos erradicar el analfabetismo y nos quedaría el suficiente capital para capacitar a nuestros maestros de un modo serio y profesional con lo que elevaríamos el nivel académico de los niños y jóvenes de Colombia y seguramente reduciríamos la pobreza de manera significativa. A esta comparación seguramente le sobrevendría una réplica de los bancos en la que reiterarían que esa plata es de ellos y solo ellos pueden disponer de la misma.

Esto último es parcialmente cierto. Cualquier contador que pueda revisar los libros de los bancos podría confirmar que una gran parte del dinero con el que los bancos realizan sus transacciones jugosas provienen de depósitos de fondos públicos que fueron a parar en sus alcancías por irresponsabilidad o negligencia, o para beneficio del servidor público que deliberadamente los dejó guardados sin aplicarlos a su destino final, el que sin duda alguna no es otro que el beneficio común(salvo el dinero para pagar salarios de congresistas).
En pocas palabras los banqueros se están haciendo ricos gracias a que el dinero de los pobres se encuentra depositado en sus cajas fuertes.
El Banco de la República hace dos meses rebajó las tasas de interés para actividades interbancarias, es decir: abarató el costo del dinero, la respuesta de los bancos fue incrementar los intereses que cobran por prestar plata al consumidor de crédito.

Dicho de otro modo, es como si el camión de gaseosas pasara por el parque y le informara a los chicos que la gaseosa bajó de precio, y al llegar a la tienda los pelaos se encontraran con que el  tendero subió  el precio de todos los refrescos. La rebaja fue para el tendero, no para los chicos sudorosos que consumen gaseosas después de jugar y de paso lo mantienen.

Frente a estas verdades, que cualquiera puede confirmar solo con leer la prensa, se presenta otra realidad peor: No se puede hacer nada. El modelo económico y la legislación vigente para regular las avivatadas de los bancos le impiden al gobierno  intervenir de manera decidida y evitar esta modalidad de injusticia. O si se puede hacer algo: desempolvar el artículo 334 de la Constitución que le otorga al estado la facultad de dirigir la generalidad de la economía nacional. Facultad que ningún funcionario en cargos de decisión o manejo de la economía va a ejecutar debido a que ninguno desea enemistarse con quien le financia su campaña o le expide crédito por dejar el dinero público guardado en el cuarto de San Alejo del sistema financiero.
Resulta un tanto contradictorio escuchar a ministros, gobernadores e incluso al Presidente rogarle a los banqueros para que sean más considerados con el país, asunto que se lograría facilitando la llegada del dinero al sector productivo, o reduciendo los intereses para que el consumidor final pueda disponer de algo más de capital para comprar una libra más de azúcar, otra panela o tres huevos más para el desayuno. Y resulta contradictorio debido a que cuando se trata de una marcha pacífica de indígenas la orden de reprimir, judicializar o sancionar la protesta no se da con un ruego. No, esta orden se toma y ejecuta sin consideraciones de ninguna naturaleza.
El gobierno tiene la obligación de retirar los dineros públicos de las cajas fuertes de los bancos privados y encausarlo hacia la atención eficiente de las grandes necesidades del país y que ese capital no forme parte de las ganancias escandalosas de una banca que hace mucho tiempo desconoce su misión de servir a un país que les ha dado todo para disfrutar su obesidad miserable.
_____________________
Adenda: ¿Por que Andrés Pastrana se siente con el derecho de impedir que la ciudadanía conozca las actas en las que se plasman las decisiones que llevaron a la pérdida del mar territorial aledaño a San Andrés?.¿Será que considera que la información es patrimonio de unos pocos? De ser así, su visión del mundo se encuentra en el medioevo y su cerebro… ¿Alguna vez lo tuvo?

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>