Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Lun, Oct 14th, 2013

FUNDACIONES CRIMINALES Y LOS FALSOS FIRMANTES


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Tico PinedaPor: Héctor Pineda S.

Sor Teresa, con nombre de monja virtuosa y de “Fundación”, es la cuñada de lo hermanos Castaños  que actuaba como responsable de las tareas de la Fundación para la Paz de Córdoba

La semana que acaba de pasar dejaron un par de noticias extraviadas en la atención mediática sobre la posible “pausa” de las conversaciones en La Habana, noticias que tienen que ver con el papel criminal que jugaron (juegan) dos Fundaciones ligadas, en sus respectivos cuentos, al tema del paramilitarismo, actuando como instrumentos para la legalización del despojo de tierras para ser vendidas a las empresas nacionales y multinacionales de palmicultores y, la otra, dedicada a levantar testimonios contra líderes políticos de la oposición, acusados por falsos testigos de pertenecer a la guerrilla de la FARC.

Gustavo Muñoz Roa, director de la Fundación Nueva Esperanza, un juez de la República ha ordenado ponerlo tras las rejas por serios indicios, según relata la noticia, de ser la cabeza visible de una empresa criminal, “el cartel de los falsos testigos”, dedicada a levantar falsos testimonios para “empapelar” a líderes opositores, acusándolos de pertenecer a la FARC. Nueva Esperanza, dedicada a brindar apoyo y asesoría a los desmovilizados de la guerrilla, con engaños, según trasciende en las noticias, convencía a los guerrilleros desmovilizados para acusar y realizar montajes contra dirigentes políticos opositores. Sigifredo López, único sobreviviente de los Diputados secuestrados  asesinados por la FARC, el congresista Luis Fernando Velasco y la Senadora Piedad Córdoba, entre otros, fueron víctimas de lo que hoy se revela como un autentico montaje criminal de falsedades. La pregunta que tiene pertinencia hacerse con respecto de la sanción contra Piedad Córdoba, entre otras, ¿qué pasará con la sanción que hizo el Procurador Ordoñez basado en estos falsos testimonios? ¿Acepta la Procuraduría los testimonios mentirosos de Gustavo Muñoz y sus secuaces? Estaremos pendientes de los efectos de este episodio de la Fundación (férrea defensora de militares acusados de delitos graves) encargada de fabricar falsos testimonios contra políticos y particulares, según la   Fiscalía.

Sor Teresa, con nombre de monja virtuosa y de “Fundación”, es la cuñada de lo hermanos Castaños  que actuaba como responsable de las tareas de la Fundación para la Paz de Córdoba (Funpazcor), creada para la realización de una supuesta reforma agraria y ayuda a la población víctima de la violencia de las comunidades afros e indígenas, y que, realmente, actuó como fachada para legalizar el despojo criminal contra campesinos pobres que realizaron los paramilitares en zonas de la geografía del Caribe y el Choco antioqueño, aliados con integrantes de la Brigada XVII del Ejército. También, por supuesto, habrá que preguntar: ¿qué sucederá con las tierras que hoy explotan “decentes” empresas de palmicultores? ¿El Estado se hará el de la vista gorda para no afectar la “confianza inversionista?

Pero el caso de la Fundación de los falsos testigos y la liderada por Sor Teresa Gómez (me suena ese apellido), un vez más, pone en evidencia la falta de rigor del control estatal a un bien nutrido número de organizaciones sociales privadas que meten las narices en cuanto asunto público les de el alcance de las palabras redactadas en sus estatutos y que, varias de ellas, son fachadas de intereses criminales. ¿Cuántas Fundaciones dedicadas a la salud son fachada de criminales? ¿Cuántas siguen aliadas a actores armados ilegales? ¿Cuántas fundaciones son mampara para atropellar comunidades con la “locomotora minera”? En fin, un tema que tiene tanto de largo como de ancho y que apenas empieza a asomarse.

A propósito de los delitos de falsedad y concierto para delinquir que se imputan a Gustavo Muñoz y a Sor Teresa Gómez, por estas tierras bogotanas, seguimos esperando cuál será el resultado de las investigaciones sobre los falsos firmantes y aportantes de la revocatoria que alienta un tal Gómez. Quedamos a la espera.

ticopin57@hotmail.com

 

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>