Publicado el: Lun, Nov 9th, 2015

ESTAMOS DE PSIQUIATRA


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

colombiadineroPor: Mario Serrato/

Los sectores populares hemos visto cómo les entregan a los privados las empresas de energía, de salud, de transporte y demás del sector público a aprecio de huevo.

A los bancos les han concedido prerrogativas de señor feudal con los dineros de los ahorradores. Incluso les permiten usar el dinero de los pensionados para hacer negocios de construcción de carreteras que les pagaremos tres o  cuatro veces en concesiones de 25 y 30 años de duración.

A los ganaderos y latifundistas se les han entregado subsidios vergonzosos y hasta se han robado entre ellos los subsidios asignados, mediante falsificaciones en las que ponen a firmar a reinitas de belleza enamoradas.

A los empresarios extranjeros les firman contratos en los que la Nación se obliga a pagarles adiciones sin fundamento recién iniciado el contrato, y sobrecostos inexplicables antes de terminarlo.

A los palmicultores, con los impuestos que pagamos, les subsidian hasta el salario de los trabajadores que contratan, y con ese mismo dinero se cubren los costos de transporte a puerto seguro de sus productos.

A las petroleras les otorgan concesiones lesivas a la naturaleza y al interés nacional y además les disponen un número elevado de soldados, hijos de campesinos sin esperanza, pagados con el bolsillo del trabajador, para que custodien sus intereses.

A los empresarios de las comunicaciones se les ha entregado todo el espectro de retransmisión de señal y aun así debemos soportar la pésima calidad de las llamadas y los altos costos de su irregular servicio.

A las empresas de energía eléctrica les financiaron con el dinero del usuario las eventuales emergencias, y cuando estas se presentaron con el fenómeno del Niño, resulta que se habían gastado la plata de los cargos de confiabilidad y ahora nos obligan a pagarles de nuevo los dineros tomados en un episodio más de bellaquería de cuello blanco.

A todos ellos los seguimos subsidiando mediante todo tipo de subterfugios tributarios, hasta el extremo de que se ha convertido en un deporte nacional socializar las pérdidas y los errores administrativos de los privados y capitalizar las ganancias con subsidios del erario.

Se les ha entregado todo el poder, el territorio y la economía, y sin embargo, cuando los guerrilleros piden unas curules en el Congreso para dejar de echar bala y ponerse a trabajar por la paz, los medios de comunicación, los partidos tradicionales, los gremios económicos, los funcionarios influyentes deformados por la religión, los “avivatos” de los fondos económicos y las señoras de alta cuna y baja cama, ponen el grito en el cielo y aseguran que le estamos entregando el país a la guerrilla.

Los colombianos necesitamos asistencia psiquiátrica intensiva y unos cuantos eletroshocks, de esos que Pachito Santos propuso para los estudiantes, para ver si recapacitamos.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>