Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Vie, Dic 6th, 2013

En las entrañas del poder, Leszli Kalli, ex-contratista de la Alcaldía Mayor


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

unicorPor Unicor/

El libro que acaba de ser publicado por la editorial Icono, trata de la experiencia vivida por una mujer, joven, bonita y profesional, la que se desempeñó como contratista en la Alcaldía Mayor de Bogotá.

En él, se denuncia la persecución laboral, personal, y hasta el acoso sexual del que fue objeto, debido, según la autora; a los comentarios que surgieron respecto a una posible relación amorosa entre ella, y el Alcalde Mayor, hechos a los que dio crédito la esposa del Alcalde; a quien se le tilda de ser una mujer celosamente compulsiva, situación que generó para Leszli, la imposibilidad de continuar desarrollando su objeto contractual, a pesar que en el ámbito laboral, sus jefes y compañeros, le reconocían idoneidad, profesionalismo y excesivo compromiso con las ideas progresistas de la Bogotá Humana.

No obstante, observarse en las 150 páginas del libro la intención de realizar una descripción relacionada con la reivindicación de los derechos fundamentales de las mujeres, paradójicamente, al interior de una administración, la “Bogotá Humana”, ampliamente reconocida por agenciar políticas de no segregación, en este caso, para las mujeres, sin lugar a dudas, victimas de múltiples y extremas formas de violencia y discriminación; se observa en los contenidos del texto, un dejo de vanidad, y cierta pretensión por construir una figura, un referente político o por lo menos social, y hasta en alguna medida, parece que se utilizarán sus desgracias, como su secuestro por el ELN en 1999, y ahora su denunciada persecución, como justificación para alcanzar publicidad, y porque no, futuras aspiraciones personalistas.

Lo que no debe desconocerse, es la realidad que se vive por parte de algunos funcionarios y contratistas, al interior de las instituciones públicas, como la administración distrital, quienes con mucha frecuencia deben soportar malos tratos, manoteo institucional, persecuciones, aislamientos, acoso, etcétera, no solo por parte de sus superiores inmediatos, sino, por parte de compañeros y compañeras altamente egoístas, soberbios, y que poco saben de respeto, solidaridad y buen trato. Cosa que se ve agravada cuando los familiares de dichos jefes, o en este caso la esposa del Alcalde Mayor, según la autora, incide, influye y determina, de acuerdo a su prevención femenina; quienes pueden estar o caer en desgracia irremediable frente al poder.

La narración de Leszli esta colmada de aseveraciones personales y presuntos agravios que al parecer surgen de una personalidad algo singular y compleja, digamos que radical, susceptible y narcisista, y lo que no queda claro en el texto, es ¿por qué la señora del Alcalde Mayor sintió celos de ella?, ¿sería sólo por los comentarios de Winograd y de Moira, la asesora de la primera dama del distrito?, ¿O sería que la Señora Alcocer vio algo concreto que despertó sus celos de esposa?, bueno, para no entrar en otras especulaciones, se puede decir, que aparte de los hechos que pueden interesar a la justicia disciplinaria y penal, mucha parte del libro se queda en comentarios, conflictos y aseveraciones subjetivas, tales como del por qué la alejaron del despacho del alcalde, por qué la ubicaron en un espacio pequeño en la Secretaría de Planeación, de la prohibición de no asistir a eventos organizados por ella, situaciones que se presentan normalmente en desarrollo de cualquier tipo de relación laboral. ¿O que funcionario o contratista no sabe que va en términos contractuales, hasta donde su contrato y su jefe se lo permita?

 

Respecto a la incidencia disciplinaria es claro que existen meritos, al menos para establecer si se dio la persecución laboral, la extralimitación de funciones, los malos tratos, la discriminación, ahora, también se debe determinar la forma y el cómo se dio el cambio de contrato y su ejecución. Para Leszli según su criterio, le pagaron sin hacer nada, la trasladaron a otras dependencias arbitrariamente, esto debe ser aclarado, debido a que según ella misma (Pág. 85) el contrato que tenia con la administración contenía varias cláusulas como la 5, 6 y la 8, que le permitían a su jefe inmediato ordenar este tipo de movimientos. No obstante, en el evento en que se pruebe lo afirmado por ella, se estaría frente a delitos penales, no solo de injuria y calumnia, sino contra la administración pública, delitos como el peculado y extorsión, paradójicamente imputados a la denunciante, prevaricato, a su jefe inmediato, si fue cierto que se ordenaron pagos sin la justificación contractual correspondiente.

Por último, y manteniendo la línea de defensa de la integridad y la vida de las mujeres en Colombia, presupuesto fundamental de la Bogotá Humana, más ahora que parece que los ataques contra ellas han venido arreciando, se requiere establecer la verdad sobre las presuntas amenazas de violación y acoso sexual, constitutiva de un delito  absolutamente execrable.

Se puede decir, entonces, que la profesional autora de este libro, tiene todo el derecho a expresarse, sus personales consideraciones serán apoyadas por algunos, por otros no, no obstante, lo referente a sus tacitas denuncias disciplinarias y penales, con seriedad, deben ser abordadas por las autoridades competentes.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>