Publicado el: Mar, Nov 18th, 2014

EL LABERINTO DEL GENERAL


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

rubenalzatePor: Mario Serrato/ 

La señora del barrio lujoso del norte de Bogotá se pone uno de sus mejores trajes. Rodea su cuello con un ostentoso collar de oro y dos aretes de finas esmeraldas adornan sus orejas. Les dice a sus escoltas que no los va a necesitar. Acto seguido, toma el carro lujoso que le regaló su marido, sale de la casa, recoge a una amiga dicharachera y se van a los sectores del Bronx y de El cartucho a pasear.

Este comienzo de historia no es un cuento relacionado con la vida de casada de una exreina de belleza de esas que van a Cartagena a cambiarle la profesión a Nelson Mandela. Tampoco es la historia de la mamá de Simón el bobito. Ni un relato fantasioso sobre la torpeza. Es la historia de un general del ejército de una república banana y la idea que quiere que tengamos de él. Este es el laberinto del general.   

En efecto, el general Banano se dirigió, sin sus escoltas, a la zona en donde con seguridad estarían sus enemigos y lo hizo en la embarcación que le dio el ejército para que atacara a los guerrilleros. Siempre tuvo a su disposición más de mil hombres entrenados y capaces, un helicóptero, equipos de comunicaciones, varias embarcaciones artilladas y muy rápidas llamadas “Arpías”, además de personal de inteligencia e informantes esparcidos por toda la zona.

Al iniciar su viaje se vistió de civil y abordó la embarcación con una mujer joven que tenía por única defensa un título universitario. Llegaron al sitio al que los llevó su aparente torpeza y fueron capturados, sometidos y secuestrados por sus enemigos en una operación con una dificultad menor a la que se requiere para quitarle un dulce a un niño mientras duerme.

Antes del secuestro el gobierno del general Banano invirtió miles de millones de pesos en su formación militar. El general recibió capacitación en inteligencia y comunicaciones y participó en operaciones militares con otras fuerzas y en ejercicios con militares de otros países. Había hecho cursos de contraguerrilla y recibió compleja y costosa instrucción militar en el extranjero. En las mediciones que hicieron de su inteligencia, aunque parezca increíble, no se encontraron vestigios de retardo o meningitis.

Resulta de obligatoria mención señalar que su mayor virtud consiste en su vocación de sacrificio. Así lo estableció un examen siquiátrico.

Días antes de su extraño secuestro, el general Banano había sostenido una reunión clandestina con el hombre que más admira en el mundo y a quien considera una especie de mesías. Un extraño sujeto contradictorio, revestido de odio y rencor que se opone con todas sus fuerzas al fin de la guerra y que considera terroristas y sus enemigos a todos aquellos que no piensan del modo en que él lo hace.

A la reunión asistió un  grupo grande de oficiales que reciben su salario del gobierno y le deben  respeto al Presidente pero que mantienen sus lealtades con el mesías y trabajan con ahínco para derrumbar los propósitos de paz negociada con la guerrilla. Al Presidente le llaman traidor y a su mesías le llaman presidente.  

En la reunión clandestina le proponen al general Banano que se sacrifique por la causa. El modo: permitiendo su secuestro. El virtuoso general Banano accede a la propuesta. Se fijan fecha y hora para la comisión de la operación, se juran nuevas lealtades, se brinda por el fin de la tiranía de la paz. Se escucha el himno nacional y los asistentes se ponen la mano en el pecho y miran al infinito mientras suenan los acordes de la guerra.  

Los hombres que los secuestraron, miembros de la guerrilla más bruta de la tierra. Encuentran en el papayaso, el momento cumbre de su vida guerrillera. No comprenden que se trata de una carnada y caen en la trampa  como costales de plomo.  El general Banano cuenta con que al salir  de su sacrificio será recompensado con una patria hecha a su medida, un alto cargo en las fuerzas armadas y el país gobernado nuevamente por su mesías.

Olvida que este último, ante la primera adversidad lo dejara solo, lo pondrá en evidencia y hará todo lo posible para que lo persigan toda la vida.  

Recuerden, el examen médico practicado el general Banano arrojó por resultado que no padece de retardo o meningitis y que su mayor virtud es la capacidad de sacrificio. Esta virtud lo hará caer como saco de plomo.   

Mientras, los miembros de la guerrilla más bruta del mundo, al cometer el secuestro más elemental de la historia, desperdiciaron la mejor oportunidad de la vida de su organización: ganar la paz.

Displaying 4 Comments
Have Your Say
  1. JAIME QUINTO dice:

    La estupidez humana es infinita. A este tipo se le tostó es cerebro, si es que alguna vez tuvo uno. Como dijo Fabio Echeverry “Uribe los tiene castrados intelectualmente…les pone la agenda”. Pobrecitos.

    Ya sabemos a quién le hace el mandado este sujeto

  2. Estamos ante la estupidez mas grande del mundo, donde los sabios y eruditos solo hacen es crear caos en el mundo. Para la muestra un boton del caso de Colombia, donde no se cree en la Paz sino en la Guerra y para acabar con el pais en la corrupcion. No tenemos Justicia, no tenemos amor sino odio de un depravado que no hace sino buscar seguidores de toda indole a costa de sangre y sufrimiento; por que lo importante es ser un vendedor de manillas y volverse rico a punta de mentiras y traiciones.

  3. RUBEN DARIO REYES dice:

    El pais del sagrado corazon de Jesus es nuestra amada Colombia, abunda lagartos, serpientes, tigres, cocodrilos, buitres, panteras y demas animales que no hacen sino comerse lo del pueblo colombiano, donde la mediocridad y la vagancia van de la mano. Lo importante es crear barbaridad y sosiego en el pueblo que pensar en vivir en armonia y felicidad. Acaso acabando con la juventud se puede mejorar una nacion, o quizas educando se puede llegar lejos que mentalidad de los sabios colombianos.

  4. LO HORRIBLE DE LOS SINDICATOS.
    Señores y señoras donde esta la libertad de pensamiento, vivimos en el pasado, donde existe todavia resentimiento humano, acaso vivimos de los pensamiento de la IZQUIERDA, que brutos somos por que las empresas van hacia el futuro y no debe existir SINDICATOS PELELES que no hacen sino acabar con el trabajo y los seres humanos, donde la modernidad y la tecnologia nos atrofia a cada instante y los sindicalistas no invitan al trabajo sino a la vagancia que tal eso? somos un pais subdesarrollado y atrasado en todo por que vivimos del que diran? sera acaso un ajuste de cuentas.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>