Publicado el: Mie, Nov 4th, 2015

EL BIGOTE DE SERPA Y LA RENUNCIA DE GALÁN


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

SERPA-2658340ab4314e7e85bc540b1bfa3acb (3)Por: Héctor Pineda S. 

Otros, sin embargo, niegan la anécdota afirmando que el Senador se encontraba por las tierras de Santander cuidando los votos de Didier Tabera, elegido en alianza con el “Tuerto Gil”, condenado por parapolítica. En eso, diría, no se equivoca: “la política es cambiante”. 

Rosita, según lo ha dicho Horacio Serpa, está desconsolada, “de catre”, como lo afirmó el propio Serpa en carta de despedida a su bigote. Le tocará a la esposa del personaje, por lo menos por más de cuatro semanas, soportarse uno que otro beso ríspido, urticante, cuando el espacio del labio superior, poblado por muchos años por un espeso y característicos bigote, le estampe el de las buenas noches y, por supuesto, el de los buenos días. Lo regañará, seguramente, por hacer apuestas  poniendo en riesgo lo que ya no le pertenece, vale decir, sus rasgos físicos más caracterizados. ”Es como si apostara los cabellos en el próximo partido de la selección Colombia”, le dice en tono de reclamo. “Tranquila mi amor, ya está creciendo”, le dirá en tono conciliador de abuelo, más que de esposo.

Así es. Cuentan que presionado por las redes sociales y los reclamos socarrones que recibió en varios escenario públicos, el Senador Horacio Serpa tomó la no fácil decisión de cumplir la palabra empeñada de manera pública de afeitarse el bigote si el candidato Liberal, Rafael Pardo, perdías las elecciones a la alcaldía de Bogotá. Pardo no ganó las elecciones y, por eso, Serpa pierde el bigote. Quienes lo conocen dicen que en las primeras de cambio, a eso de las seis de la tarde del 25 de octubre, cuando ya se conocía el nombre del  nuevo alcalde, intentó entre chistes y risotadas sacarle el vuelto a la promesa pública. “La política es cambiante y, como lo dice el Presidente Santos, los únicos que no cambian son los estúpidos”, dicen que le escuchó decir en medio de las caras largas que se habían dado cita en la “Sede Roja”. Otros, sin embargo, niegan la anécdota afirmando que el Senador se encontraba por las tierras de Santander cuidando los votos de Didier Tabera, elegido en alianza con el “Tuerto Gil”, condenado por parapolítica. En eso, diría, no se equivoca: “la política es cambiante”.

Pero, en fin, el Senador no soportó la andanada de trinos y exigencia de cumplir la apuesta que miles de ciudadanos le hicieron en las redes sociales. Pasó el primer día después de elecciones y la intensidad de los reclamos en las redes aumentaba. El Senador, en medio de las discusiones sobre los resultados y las lecturas del “vaso medio lleno y medio vacío”, pasaba su mano distraídamente por la encanecida y bien cuidada mata de pelo sobre su labio superior. En el fondo, allá donde a veces resuena la voz de la conciencia, sabía que su retórica y los chites con los cuales había sorteado muchos momentos difíciles de la política nacional y salvado a viejos amigos de renuncias inevitables,  “esto dijo el armadillo…”, recordó, en esta oportunidad no podría salvar de la tijera y la máquina de afeitar al inseparable amigo “el bigote de sus amores”, como lo dice citando al poeta. Caerá pelo a pelo hasta dejar al descubierto la desnudez impúdica de su labio superior flácido. Asomará, por primera vez durante años, la dentadura pareja de abuelo y, muy seguramente, con la mano huesuda, como la hoja de parra que cubrió el sexo de nuestros primeros padres, intentará cubrir la desnudez. En su longeva edad, increíble caer en circunstancias propias de los ánimos imberbes de mozalbetes recién llegados a la política. Recordó, en el instante del primer tijeretazo implacable, el rifirrafe que en las elecciones para Congreso tuvo con el Senador Galán.

El Senador, descendiente  de un hombre de voz recia que se enfrentó a los narcotraficantes, prometió que renunciaría si no sacaba la más alta votación en la lista del Partido Liberal. Sacó la tercera votación y, hasta la fecha, no ha cumplido. Vea pues.

tikopineda@gmail.com

 

 

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>