Publicado el: Jue, Oct 18th, 2012

“El actual modelo de manejo de residuos está en crisis”: UAESP

Comparte
Tags

Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Por Jaime Alberto Barrientos

El director de la entidad encargada de garantizar la recolección de basuras en Bogotá, Henry Romero, asegura que la administración distrital pretende hacer una ruptura entre el antiguo concepto de basura y el nuevo concepto de residuos sólidos aprovechables.

El próximo 18 de diciembre vence el contrato con las empresas que prestan el servicio de aseo en Bogotá, sin embargo, según anuncios de la Administración Distrital, éste no se renovará. ¿Qué modelo le espera a Bogotá?

Henry Romero, el tercer director que ha tenido la Unidad Administrativa Especial de Servicios Público (Uaesp) en este año, aceptó la invitación de Actualidad Urbana para hablar de la vulnerable situación de la ciudad en el tema de sanidad y el nuevo modelo que planea implementar el Distrito.

¿Cómo está Bogotá en el tema de basuras?

El actual modelo de manejo de residuos está en crisis. Queremos que el Distrito tome el control. Si esto sucediera, los 90 mil millones de pesos que deja de rentabilidad la prestación del servicio podrían ser reinvertidos en la ciudad.

Pretendemos hacer una ruptura entre el antiguo concepto de basura y el nuevo concepto de residuos sólidos aprovechables. La tecnología del relleno sanitario ya está superada. Hoy en día se debe trabajar con centros y parques de aprovechamiento. Esta nueva perspectiva es lo que ha logrado que países como Holanda y Alemania entierren sólo 10% de sus desechos. Esperamos que Bogotá, en diez años, esté en la capacidad de aprovechar 80% de sus residuos y solo disponer 20%.

¿Qué empresa va a prestar el servicio?

A partir del 18 de diciembre, fecha en que finaliza con los actuales operadores privados, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá prestará el servicio, es decir, el Distrito retomará el control. Ya se pasó la propuesta a la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA) para pasar de seis Áreas de Servicio Exclusivo a 12. Este estudio podría durar al menos dos años.

¿Y cómo planea el acueducto operar el servicio?

Hay mil alternativas. Se puede asociar con empresas públicas o privadas, podría asociarse con otras ciudades, operar solo o relegar el trabajo a otro operador completamente.

Pero no sabemos qué va a pasar…

Lo que no sabemos es, ya en la parte operativa, cómo se va a llevar a cabo.

Hay rumores de que se va a entrar en libre competencia…

No. Nunca se entrará en libre competencia. El acueducto se encargará de la limpieza de la ciudad.

¿Cuánto costará eso?

Estudios demuestran que costará 180 mil millones de pesos.

Hablemos del Relleno Sanitario Doña Juana

Bogotá está en semáforo amarillo porque tiene garantizado el relleno sanitario sólo por 15 meses más. Una ciudad como ésta debería tener eso solucionado por lo menos por diez años de anticipación. Sólo eso nos pone en situación de vulnerabilidad.

¿Qué es lo que pasa con el relleno?

El relleno está cerca de finalizar su vida útil. Esto es fruto de errores acumulados: no previeron las precipitaciones anuales que impactan Bogotá, no se diseñó adecuadamente y hubo problemas en su construcción. Por estas razones en este momento se está cometiendo un crimen ambiental contra la ciudad al permitir que los lixiviados (líquidos residuales generados por la descomposición de residuos orgánicos) se filtren al río Tunjuelo.

Por eso estamos buscando un nuevo terreno, pero ya no para otro relleno, sino para centros de aprovechamiento, porque el relleno sanitario tiene una vida útil de más o menos 50 años, o 30 en el caso específico de Bogotá, mientras que los centros de aprovechamiento serían productivos por 100 años o más.

¿Pero qué se va a hacer entonces con Doña Juana?

Hay que hacerle una serie de modificaciones. Los lixiviados que se están recogiendo en el relleno pueden ser tratados y todos los componentes tóxicos pueden ser eliminados, y el agua resultante se usaría para regar especies vegetales que utilizan agua salina. Las adaptaciones de ingeniería que tenemos que hacer para que dure por lo menos 10 años más empezarían dentro de dos años, cuando los estudios terminen.

Si se cierra el relleno, Bogotá no solo no tendría dónde arrojar los desechos, tampoco tendría con qué abrir otro, la capital quedaría sin siquiera una escoba vieja porque el actual modelo impide que el Distrito recupere la inversión que ha hecho en estos años.

¿Y los escombros para dónde van?

El problema de los escombros en Bogotá tiene su origen en la falta de planeación jurídica. Porque en una norma dice que no pueden ir al relleno sanitario y otra que no pueden ir a las escombreras. Así que empezaremos la licitación para hacer seis escombreras legales en Bogotá. Actualmente hay dos y son ilegales. Así que operadores privados serán los encargados por el Distrito de recoger las ocho mil toneladas de escombros que se producen en Bogotá y procesarlas para su óptimo aprovechamiento. Todo el dinero necesario para las escombreras será invertido por el sector privado.

Una sentencia de la Corte Constitucional obliga a que el nuevo modelo incluya a los recicladores, ¿qué va a pasar con ellos?

A partir del 18 de diciembre ellos entran al nuevo modelo. Se les va a pagar por igual a la empresa encargada del servicio de aseo y a los recicladores, es decir, se paga por tonelada movida y llevada a los centros dispuestos para alojar los residuos. Según hemos calculado, de esta forma se van a canalizar tres mil 200 millones mensuales hacia ellos.

¿Cómo van a controlar esos pagos?

Lo mejor es que se conformen en cooperativas de recicladores a las que se les pague. Con este nuevo modelo, ellos deben organizarse y entender que se les va a reconocer un trabajo que antes no se les reconocía.

¿Y los ciudadanos?

Sin participación ciudadana no hay modelo que sea exitoso. Se tiene pensado llegarle de dos formas: mediante charlas en los colegios, de tal forma que los estudiantes creen conciencia en sus hogares y mediante un puerta a puerta hecho por los mismos recicladores. Los bogotanos deben adquirir una conciencia ambiental.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>