CRÓNICA DE UN CHOQUE METROPOLITANO ANUNCIADO

sabana-bogota-1024x768Por: Héctor Pineda S.

“…a diferencia de la Humana que invitó a un marco de relaciones simétricas y de cooperación mutua, en la “Bogotá Mejor para todos”, sin eufemismos (“sin Vaselina”, dicen por el Caribe) la actual administración de la Capital anuncia que se aplicará un modelo urbano de expansión territorial, en tierra propia y ajena”.


El tratamiento al fenómeno de la conurbación, la “mancha de aceite” que genera la expansión de las grandes ciudades, fue uno de los asuntos que suscitó mayor debates en la Comisión de Ordenamiento Territorial, a la que le correspondió el primer debate en la Asamblea Nacional Constituyente de 1991. Desde las iniciativas que hablaron de la anexión, pasando por la negada propuesta de Distritos Metropolitanos (municipios autónomos asociados), hasta la figura administrativa de las Áreas Metropolitanas. El asunto, al igual que hoy, calienta el verbo y enciende pasiones.

Finalmente, se aprobó el mandato que otorga atribuciones a los municipios para asociarse voluntariamente en Área Metropolitana, sometidos, previamente, a la consulta ciudadana. La figura, se recuerda, fue herencia de la Carta de 9886. A Bogotá, elevada a la categoría de Distrito Capital, también se le entregó el derecho de asociación con los territorios municipales vecinos. Constituir Región con los Departamentos contiguos y Área Metropolitana con los municipios con los cuales mantiene relaciones sociales, económicas, ambientales. En lo primero, desde el año 2012 se ha avanzado en la asociación de Bogotá con los departamentos de Cundinamarca, Meta, Boyacá y Tolima (Región Central). Sin embargo, en lo que respecta a la asociación metropolitana las cosas han pintado color de hormiga.

La pasada administración de la Bogotá Humana, autorizada por Concejo en el Plan de Desarrollo, intentó persuadir a los alcaldes del vecindario sobre la importancia que tiene la asociatividad metropolitana para la gestión de asuntos comunes, entre ellos la movilidad, la seguridad y protección de los recursos naturales. Jornadas de visitas, convenios interadministrativos puntuales, debates públicos, etc., no fueron suficientes para materializar el Área Metropolitana con los más de veinte municipios ligados directamente a la dinámica capitalina. Así lo reconocen aquí y allá pero la falta de confianza con Bogotá, entre otros obstáculos, no han permitido estructurar la figura. El intento con Soacha, municipio que suscribió con Bogotá la solicitud metropolitana, las conspiraciones de Cambio Radical, una clase gremial y política desinformada,  por decir lo menos, atravesaron todo tipo de palos en la rueda, incluida la derogatoria de la ley, dejando a Bogotá y Soacha con los crespos hechos.

Este breve relato sobre las aspiraciones metropolitanas de Bogotá y su entorno, se me viene a la memoria en una primera lectura del anteproyecto de Plan de Desarrollo de la administración Peñalosa en el cual, a diferencia de la Humana que invitó a un marco de relaciones simétricas y de cooperación mutua, en la “Bogotá Mejor para todos”, sin eufemismos (“sin Vaselina”, dicen por el Caribe) la actual administración de la Capital anuncia que se aplicará un modelo urbano de expansión territorial, en tierra propia y ajena.

Así pues, el documento citado, contrario a lo indican modernas visiones de crecimiento en altura y en los centros urbanos, opta por el incremento del modelo expansionista que se desarrollará en el proyecto “Ciudadela Norte”, construido sobre la Reserva Thomas Van Der Hammen; la “Ciudadela Mosquera”, para ubicar en ese municipio los patios y talleres del imaginario “metro casi invisible”; la “Ciudadela Bosa – Soacha”, profundizando el enfoque segregacionista de edificar en terrenos inundables los proyectos de vivienda interés social. El expansionismo peñalosista,  anuncia, se articula copando los espacios del agua (alamedas), parques lineales y la construcción de la ALO, con el trazado que pisotea humedales, a lo mejor confundidos con “charcos”.

Entonces, en la primera lectura del anteproyecto del Plan de Desarrollo que se entrega al debate, en toda sus letras, está escrita la crónica de un choque metropolitano anunciado. Las voces de rechazo de alcaldes vecinos empiezan a escucharse.

tikopineda@gmail.com

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>