Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Lun, Oct 8th, 2012

Como tejido de caña flecha

Comparte
Tags

Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Por Deidamia García

Las condiciones políticas, administrativas y presupuestales que tiene una ciudad como Bogotá, en relación a los demás municipios del país, que favorecen, en medio de su propia dinámica y dificultades,  la ejecución del plan de desarrollo, de los programas y proyectos que lo conforman, hacen que perdamos de vista, la creatividad, el compromiso  y  el esfuerzo, de los gobiernos de las ciudades intermedias o de pequeños municipios por mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

La tarea de hacer la revisión del proceso seguido por la ciudad en materia de atención integral a la primera infancia me llevó a Sincelejo, capital del Departamento de Sucre. Una ciudad con una población cercana a los 264 mil habitantes, recibe a sus visitantes con una temperatura promedio de 28 o 29 grados centígrados a la sombra, ubicada a 987 kilómetros de Bogotá y a la cual, se llega en transporte terrestre después de unas 16 horas y en avión luego de un viaje que debe durar una hora y 5 minutos salvo  por las  permanentes  congestiones y trafico aéreo en el aeropuerto el Dorado.

Pero no es posible mirar la infancia sin mirar la ciudad y viceversa. En materia presupuestal, el municipio al igual que el Departamento  se acogió recientemente a la ley 550 de 1999 con la finalidad  de tener un respiro frente al manejo de los pasivos que ascienden a 170 mil millones de pesos, la medida permite, sanear y mejorar las acciones en materia de inversión y control sobre la hacienda pública, así como avanzar con mayor certeza en la ejecución del plan de desarrollo.

Sincelejo, enfrenta también, una dificultad común  a otras ciudades, relacionada con la movilidad. En este caso se suma al rezago en la construcción y mantenimiento de infraestructura vial, el auge del mototaxismo, lo cual da el tono particular al problema. Difícilmente puede verse un servicio de transporte colectivo, bus, taxi  con la misma frecuencia e intensidad que las cientos de motocicletas que emergen a ciertas horas del día, se afirma que son 30 mil. Este fenómeno tiene múltiples efectos en la organización administrativa y cultura ciudadana, es desde una fuente real de empleo e ingresos hasta un factor  proclive a la generación de inseguridad, que va más allá del uso de las motocicletas en robos y atracos callejeros, para convertirse en la causa más relevante del  aumento de  personas heridas y muertas en accidentes de transito. El gobierno de la ciudad, se ha propuesto, la consolidación de un modelo de administración y operación del servicio de transporte en todas sus modalidades y de una institucionalidad responsable que garantice la regulación y control sobre el servicio.

Un desafío  para los responsables de la política social  por parte del Gobierno municipal, es la atención y protección de personas y familias en situación de desplazamiento, víctimas de los hechos de violencia ocurridos en los Departamentos de Antioquía y principalmente de Córdoba, así mismo comienza a ser preocupante la llegada de personas que huyen  de la presencia de actores armados o bandas criminales que  actúan en diferentes  lugares del  propio Departamento.

En la ciudad, se habla de la necesidad de avanzar en la construcción de un plan que articulado al Departamental, oriente la atención y reparación de las víctimas en cumplimiento  de lo ordenado por la ley 1448 de 2011. Los procesos de restitución de las tierras pertenecientes a los campesinos de Sucre, despojados de las mismas por los grupos paramilitares, son uno de los mayores retos de la región y del país, las victimas señalan que son serias las amenazas por cuenta de los procesos de recuperación, por ejemplo, en municipios como San Onofre y Ovejas, lo que impide el retorno a esos lugares y la permanencia en la capital del Departamento.

La ciudad cuenta con la Plaza  de Majagual,  un espacio de encuentro  cultural,  cuyos  pisos   fueron pensados y construidos teniendo en cuenta  el tejido de caña flecha, característico de los conocidos  universalmente, sombreros vueltiaos, mientras conversamos con una de las responsables del sistema de bienestar familiar, comprendemos que así debe ser el proceso, como el tejido de caña flecha, integrado y armonioso, no solo con respecto a los sombreros y su elaboración, sino a la atención y protección de los niños y niñas.

Si bien, la atención integral de la primera infancia, es una prioridad del Plan de Desarrollo, “Un Alto Compromiso 2012 – 2015”, se trata de transformar  la vida de los más de 23.700 niños y niñas  en primera infancia y sus familias, aunque hay quienes dicen que ese número no da cuenta de todos los niños y niñas  que entre los 0 y 5 años viven en el municipio y de la realidad de una ciudad, receptora de  familias, víctimas del conflicto que en muchos casos no hacen parte de las cifras o los registros oficiales  de quienes afirman, desde el centro del país, no se necesitan más servicios sociales porque se tiene el 100% de la población infantil cubierta.

Por su parte, quienes lideran, en el municipio, el proceso  y  la responsabilidad sobre la atención integral de la primera infancia, la infancia y la adolescencia, reclaman el reconocimiento de su propia realidad y la construcción de herramientas e instrumentos que les permitan, ir más allá del postulado retorico de la atención universal de los niños y las niñas, para saber quienes son?, donde están, como y las atenciones que requieren. A juicio de las autoridades locales y de los equipos técnicos, en Sincelejo, se están tomando en serio, aquello de la atención prioritaria y diferencial de los niños y las niñas, pero se requieren apoyos reales en materia de acompañamiento y recursos.

En palabras de quienes con esfuerzo y dedicación  trabajan en los centros de desarrollo integral o en los hogares infantiles, los avances son significativos, pero una atención integral por ejemplo, requiere, articular la cultura y la recreación como parte del  desarrollo, fortalecer la formación de las y los maestros y  los incentivos educativos y económicos que permitan la cualificación de su labor  y  superar problemas básicos como el suministro constante de agua en algunas zonas de la ciudad, la pregunta de una maestra indica ¿qué atención puede ser integral para un niño sin agua a 30 grados de calor?.

Vuelvo a la reflexión sobre el  tejido de caña flecha y en efecto la fuerza del símbolo me lleva a precisar, la atención integral de los niños y las niñas, como una tarea de sumo cuidado, con un profundo sentido de protección y respecto a la vida, especial, en tanto se diferencia de aquello que repetimos y hacemos de manera mecánica sin efecto. Ser capaz a través del trenzado de caña flecha, de representar las particularidades de vida, narrar la historia individual y entrelazada con otras, integrarse alrededor del propósito de garantizar derechos, en función de los niños y las niñas, ajustando las prácticas y flexibilizando la mirada, como el tejido de caña flecha, toma tiempo…

_________________________

* Licenciada en Psicología y Pedagogía. Especialista en Gerencia Educativa, Especialista en Gobierno y Políticas públicas, Gerencia  y Gobernabilidad Política. Ha ejercido diversos cargos y responsabilidades  públicas relacionadas con la gobernabilidad local, la implementación de políticas  sociales de reconocimiento y redistribución, proyectos y estrategias de participación, movilización social y reconocimiento de la diversidad.   @Deidamiapiensa

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>