Publicado el: Vie, Mar 8th, 2013

Chavez: Para unos héroe, para otros villano: Todos lo recuerdan


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Foto Tomada de aucaencayohueso.wordpress.com

Foto Tomada de aucaencayohueso.wordpress.com

Por Unicor

Escribir sobre la muerte de un dirigente político siempre será una labor guiada por las emociones, las convicciones y los intereses. En esta ocasión es igual, el fallecimiento del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Rafael Hugo Chaves Frías ha sido registrada por la gran prensa, comentada por otros líderes y por muchos ciudadanos del mundo: para unos héroe, para otros, villano.  He aquí mi posición. 

Para iniciar es preciso admitir el sentimiento de escozor que se produce recurrentemente frente a lo inexorable de la partida final. Hechos como este, hacen recordar incesantemente lo frágil y lo transitorio de la existencia humana. Todos, seres públicos o anónimos un día partiremos para no regresar jamás.

Precisamente esta realidad, para algunos trágica, para otros, feliz, es lo que lleva al ser humano a buscar por todos los medios la forma de alargar y más aún, perpetuar su existencia, para no desaparecer definitivamente. El recurso más sencillo, pero complejo en su genética, y más utilizado, ha sido la descendencia; los hijos son la prolongación biológica y física del ser humano, no obstante, los hijos también terminan desapareciendo generación tras generación.  Por ello, otros deciden enfocarse en dejar para la humanidad legados más icónicos, obras memorables y espectaculares que desafían el tránsito de generaciones y el paso del tiempo. Desde la antigüedad, en la filosofía griega Homero en su Ilíada relata la historia de Aquiles, el semidiós que se apartó de la vida tranquila, de conformar una familia, de tener hijos, por escoger la gloria que le esperaba en la guerra de Troya. Allí,  bajo las flechas de París, encontró la muerte; total la muerte llegaría hoy o mañana, pero la gloria de su gesta aun lo acompaña. Igual ha sucedido con emperadores: Quin Shihuang, quien unifico China y con ello, llevó a todo su esplendor la Gran Muralla, aún hoy en China se le continua admirando como a un Dios, más que un tirano, se le recuerda como un reformista  que aporto una nueva escritura, nuevas formas de gobierno, mejor sistema institucional, etc., lo mismo ha sucedido con los faraones de las grandes pirámides, entre muchos otros.

Ya en el plano social, militar y político la historia nos habla de diferentes personalidades que han legado su obra imperecedera, obras que han transcendido generaciones y el paso ineluctable del tiempo, ideas, proyectos y realizaciones que aún en la actualidad se constituyen en soportes indispensables para la convivencia civilizada, para el avance social y para la conservación de la vida y del planeta, aquí algunos seres humanos y sus aportes: Sócrates con su idea de la justicia, Hipatia una de las primeras mujeres filosofas y matemáticas, Voltaire con las ideas ilustradas de la razón; Gandhi dirigente indio social y político, luchador por la paz y la no violencia, el Poeta Pablo Neruda, Einstein con su asombrosa imaginación, el Che Guevara con sus anhelos de justicia social, el valor de Policarpa Salavarrieta  y particularmente Simón Bolívar, con su legado de libertad, soberanía y unidad latinoamericana, entre muchos otros.

Como puede verse la historia reserva un lugar para aquellos hombres y mujeres que se atrevieron a incidir en su mundo, y así como los nombrados nos dejaron axiomas de comportamiento humano, igual, existieron y existen, aquellos que han pasado a la historia por haber causado grandes daños a la humanidad. ¿Dónde se ubicará el desparecido Hugo Chaves?

La respuesta vendrá después. Por lo pronto hoy observamos un pueblo que llora al llanero de origen humilde pero orgulloso, criado por su abuela paterna que se atrevió a desafiar a unos de los regímenes más fuertes, corruptos y envilecidos del hemisferio, el que por más de 40 años sumió a la rica República de Venezuela  en el atraso económico, en la pobreza y la exclusión, además, despojada de los valores de la dignidad humana y la soberanía, entregada sin reservas a las potencias extranjeras. Hoy  Chaves murió, pero vemos líderes de otras naciones lamentando con fuerza su fallecimiento, a otros pueblos proclamando sus banderas, a sus detractores pronunciándose con respeto frente a su inobjetable liderazgo. Seguramente, muchos con serias razones reprobaran algunos de sus actos: su caudillismo extremo, la estatización de la economía, las expropiaciones, la concentración del poder; lo que no alcanza para desconocer en Chaves, un dirigente que se comprometió con los sectores menos favorecidos de su nación, que devolvió los sueños de libertad, dignidad, soberanía y unidad no solo al pueblo venezolano, sino a toda Latinoamérica, lo que le alcanzó para liderar en todo el mundo, la voz de los excluidos y de los inconformes con el sistema mundial imperante. Chaves murió siendo reconocido por ello; su legado y su obra no pasaron inadvertidos.

El tiempo con su paso lento y constante se encargará de moldear su lugar y su trascendencia histórica.

Displaying 2 Comments
Have Your Say
  1. jOVEL IV dice:

    Muy centrado y objetivo su comentario,pero precisamente, considero difícil mantener la neutralidad frente a la estatura y trascendencia del legado del personaje; basta simplemente preguntarnos, si cumplió su obsesión de idealizar y continuar la ejecución de los postulados revolucionarios de quien a pesar de ponérnolo siempre como arquetipo e imaginario, llegó hasta encarnarlo, pero sin que aún hayamos logrado valorar su epopeya y su verdadero alcance: Simón Bolívar.

  2. Precisamente lo complejo del asunto es entender la trascendia de las ideas en toda su dimensión, todos tenemnos la posibilidades de aprehender los legados que consideramos meritorios. El reto presente y futuro será ese, reempensarnos, reeconceptualizarnos, y actuar en concordancia. gracias,

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>