Publicado el: Dom, May 18th, 2014

!Calle 13, SI¡ A pesar del tribunal inquisitorio de algunos concejales


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Calle 13.“el trabajo de muchos concejales quedará en el olvido unos minutos después del fin de su periodo, en cambio, el concierto de Calle 13, será recordado por quienes lo presenciaron, durante toda su vida”.

El concejal Marco Fidel Suárez y 9 cabildantes más se opusieron al concierto de Calle 13 en la plaza de Bolívar en Bogotá y acusaron al grupo musical de “incitar a la promiscuidad”, “animar actos de rebeldía contra los padres” y “promover el consumo de alcohol y drogas entre los menores”.

También se quejaron del costo de la presentación, del aforo, la capacidad de la plaza de Bolívar, y la posibilidad de desórdenes  durante y después del concierto.

En su opinión llamar “Concierto de la esperanza” a una presentación de Calle13  no corresponde a la realidad pues, con seguridad y según su dicho, la esperanza, como ellos la conciben, no cabe en las letras, ademanes, bailes y movimientos de los puertorriqueños.

Hace unos días terminó el concierto. En él no se presentó un solo acto de desorden o violencia y no he podido ver a uno solo de los asistentes teniendo actos de promiscuidad, o consumiendo drogas o alcohol por incitación de Visitante o Residente.

Conozco a dos adolescentes que asistieron al concierto y sus padres me comentan que no han visto en ellos actos de rebeldía diferentes a los habituales a su edad.

La plaza sigue ahí. No la  destruyeron. Aunque no se puede negar que dejaron tiradas toneladas de basura durante la presentación. En todo caso, mucho menos de la que se habla en el concejo.

La esperanza de los asistentes sigue intacta. Es decir, es poca, es mucha o no se tiene. Depende de quién sea el encuestado, pero, sin lugar dudas, no se presentó el más mínimo reclamo por la calidad del evento.

En relación con los costos del mismo. Se gastaron 1.300 millones de pesos en un espectáculo para más de 40 mil personas. Eso equivale a $32.500 pesos por persona. Sin duda alguna, un poco menos de lo que los contribuyentes gastamos en un concejal para que hable babosadas. También es mucho menos de lo que empleamos los bogotanos en pagar el carro, la gasolina, los escoltas y  las salidas nocturnas de ciertos concejales.

Además de ello, el trabajo de muchos concejales quedará en el olvido unos minutos después del fin de su periodo, en cambio, el concierto de Calle 13, será recordado por quienes lo presenciaron, durante toda su vida.

Hace algunos siglos un grupo de sacerdotes fanatizados y con evidentes intereses económicos, desarrollaron un tribunal que solo se ocupaba de la censura. Se le llamó la inquisición. De ese tribunal fueron partícipes protestantes y católicos por igual y de ese periodo de la historia solo se recuerda la crueldad, la injusticia, la arbitrariedad y el odio. Sin olvidar las miles de fortunas que los miembros de esos tribunales se apropiaban cuando confiscaban el trabajo de toda la vida de sus  víctimas.

En algunos concejales de Bogotá hemos evidenciado los actos más sucios de corrupción. Ahora, con estos 10, evidenciamos las maneras más obtusas y majaderas de censura, y la más pobre de las argumentaciones cuando se trata de establecer las conveniencias y el sentir de la mayoría de los jóvenes de la ciudad.

Tengo la esperanza de que Calle 13 repita, ojalá esos 10 concejales no.

 

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>