Publicado el: Sab, Sep 28th, 2013

Buitres

Comparte
Tags

Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

Mario Serrato avatar--2013 copiaPor Mario SerrATO

Piensen en que los dirigentes de su país toman varios préstamos con la banca internacional. Estos capitales prestados a intereses muy altos dejan de pagarse porque el gobierno corrupto que los solicitó y obtuvo, no destinó los recursos a la creación de infraestructura o inversión en actividades productivas para, entre otras cosas, pagar el préstamo.Dada esta situación, se presenta una figura que llaman cesación de pagos, es decir, el nuevo gobierno le dice al acreedor internacional:  no pago porque no tengo con que. Y le propone reestructurar la deuda.

Después de los gobiernos de Menen y del exsuegro de Shakira, un fulano neoliberal de apellido De la Rúa,  la Argentina quedó en la física olla. Los gobiernos de los Kishner, conscientes de la  situación, propusieron reestructuración de la deuda y su economía empezó a crecer a un ritmo del 8% anual, muy bueno en los indicadores de medición económica aceptados por todo el planeta.
La mentada reestructuración consistía en destinar 30 centavos de cada peso argentino al pago de la  obligación. Acreedor y deudor estaban satisfechos y la vida de los argentinos empezó a mejorar un poco, solo un poco. La bolsa de los acreedores empezó a crecer mucho, muchísimo, de manera segura y continua.
En tal situación, un grupo de magnates de las finanzas norteamericanos, comandados por un sujeto de apellido Singer, dirigente de una BACRIM financiera llamada Fondo de Cobertura Elliott Management, compraron parte de esa deuda a precios de ganga, desconocieron las condiciones de la restructuración, exigieron el pago inmediato e impusieron que los intereses a pagar, equivaldrían a 100 centavos de cada peso argentino. A estos tipos en el mundo financiero les llaman buitres. Cómo el pago no se dio en las condiciones de forajidos internacionales impuestas, decidieron entablar una demanda ante una corte de los Estados Unidos cuyo sentido del fallo ya se conoce: obligarán a la Argentina a pagar en las condiciones, en el tiempo y con los intereses que el buitre imponga a pesar de que aquel fallo significa que toda una nación pueda conocer el hambre, el desempleo, la desaceleración económica y la quiebra de sus mercados.
El fallo se apoya en una decisión tomada entre Whiskis en una hacienda de Texas en las que el anfitrión, un tal George W. Bush,  a la sazón presidente de los Estados Unidos, vetó toda propuesta de reestructuración de deudas en las que sus amigotes, o los miembros de su banda, pudieran encontrar afectados sus intereses.
Estas son las condiciones y actitudes que hacen del mundo un anfiteatro de la crueldad. Estos son los valores que admiramos en nuestro estúpido y mongoloide afán de reconocimiento al dios dinero. Este es el mundo que heredamos del consenso de Washington y el modelo de hombre admirable que le vendemos a las nuevas generaciones.
En manos de esos banqueros forajidos están el medio ambiente, el desarrollo de los países emergentes, la masificación de la salud, la educación de la humanidad y aunque usted no lo crea: el pan que hará llegar a la mesa de su casa mañana en la mañana. A estas actitudes económicas se les llama: Neoliberalismo

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>