Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345
Publicado el: Jue, Mar 6th, 2014

AIDA AVELLA: Una heroína de la Paz


Warning: Illegal string offset 'custom_page_theme_template' in /home4/actualid/public_html/actualidadUrbana/wp-content/plugins/custom-page/custom-page.php on line 345

AIDAPor Manuel Muñoz Uribe /

“El secreto de la elegancia, el secreto de lo que hace siglos buscan los psicólogos, o sea, de la personalidad magnética, consiste en ser natural; en que el espíritu esté a sus anchas en la carne, el vestido y el ambiente” (Maestro Fernando González). 

Los días 27 y 28 de febrero de 2014 estuvo de gira por Medellín la candidata de la Unión Patriótica UP, Aida Avella, una mujer de aquellas que en política se da cada 100 años en nuestro medio, por sus condiciones y atributos verdaderamente superiores.

Ya la conocíamos desde el año 1990 cuando en su compañía recorrimos la zona de Urabá agitando la necesidad de la Constituyente en la Lista por la Vida # 48, encabezada por el Ex canciller Alfredo Vásquez Carrizosa. Ella ocupaba el segundo puesto y el General José Joaquín Matallana y quien esto escribe los puestos tres y cuatro de la misma lista, que finalmente sacó los dos primeros renglones: El Excanciller y la Doctora AIDA, quienes se desempeñaron como delegatarios de lujo en la Constituyente, destacándose como autorizados defensores de los derechos humanos.

Los asesores y demás testigos de la Constituyente nos deleitamos viéndola desempeñarse como oradora informada y de un manejo dialéctico demoledor en la exposición de sus argumentos. Y no solamente eso: cuando los miembros de la presidencia tripartita -Gómez Hurtado, Serpa Uribe y Navarro Wolf- perdían el control de la Asamblea por las dificultades de ciertos temas, dejaban su manejo y coordinación en manos de esta mujer “diminuta”, como le decía el delegatario Rodrigo LLoreda Caicedo, y en un dos por tres encausaba los debates o dirigía sin preámbulos la votación; en ese momento regresaban los tres miembros de la Presidencia colegiada, después de su “reunión de urgencia”, y encontraban las aguas en reposo, en un ambiente cómodo para presidir. Sin duda, AIDA es baquiana en el manejo de aguas tormentosas.

Alguna vez viajamos a los Llanos en función informativa de lo que sucedía en la Constituyente, y la vimos improvisar un discurso en el que se dirigía a los presentes y a quienes iban llegando a la manifestación por sus nombres, por el lugar de procedencia, por los problemas de cada barrio o vereda.

¡No se le escapa un detalle por minúsculo que parezca! Durante sus presentaciones en público toma nota de todo cuanto se dice, porque eso sí: sabe hablar pero, sobre todo, sabe escuchar. Para ella, lo que dice la gente del pueblo y sus interlocutores o contrincantes tiene un inmenso valor. Es una virtud que la adorna y de la cual hace gala en sus exposiciones, sin afectación alguna. Es una oradora sin par y sin rebusques. A veces, un integrante del público lanza una idea mientras ella habla, e inmediatamente la retoma y hace sentir a la persona importante porque le sirve de caja de resonancia entre el público. Oídos de venado, ojos de lince, voz amorosa, argumentación fina y lógicamente impecable, hacen de Aida Avella una oradora difícil de igualar.  

Las delicias del discurso de Aida las volvimos a degustar en su visita a nuestra patria chica, Medellín, capital del Departamento de Antioquia.

En el teatro Camilo Torres de la U. de A. y en el Parque de Berrío mostró sus quilates de educadora de multitudes. En ambos escenarios, expuso su programa de gobierno reducido a estos cinco (5) puntos: 

 1) La Paz, con participación popular como la que se inició con el reciente paro agrario y popular y refrendación de los acuerdos de la Habana por el constituyente primario, en una Asamblea Nacional Constituyente elegida popularmente;

2) La Verdad: Porque es necesario dar un tratamiento integral a todas las víctimas del conflicto en procura de la verdad, justicia y reparación, y garantía de no repetición;

3) La Justicia Social: “… satisfacción a las demandas de los campesinos y productores del campo y la ciudad: cafeteros, paperos, lecheros, arroceros, sector minero-energético, camioneros, estudiantes, trabajadores de la salud, la educación, del movimiento sindical, capas medias y demás organizaciones sociales que han conmovido profundamente al país y se han levantado contra la política agropecuaria del gobierno; los industriales arruinados por el TLC, la privatización de la salud y la educación, el alto costo de la vida, de los servicios, de los combustibles, y contra la criminalización de la protesta social. El respaldo a la Mesa Nacional Agropecuaria  y Popular de Interlocución – MIA y de la Mesa Nacional Estudiantil – MANE también estuvo presente en sus preocupaciones;

4) La Unidad: Amplia con todos aquellos partidarios de la paz y de una salida democrática a la crisis;

5) Una Nueva Ética: Evocando a Jesús María Valle y a Héctor Abad Gómez, hace un deslinde radical con los corruptos partidos tradicionales y formula un nuevo código de ética, que sólo pueden practicar quienes no han participado, consentido o tolerado el robo de los bienes y dineros públicos, o de alguna manera se han lucrado del clientelismo. Por eso proclama la transparencia en el manejo de los bienes de la comunidad y promueve el fomento de relaciones interpersonales basadas en principios de colaboración, eficiencia, autonomía, equidad, fraternidad, solidaridad, respeto a la dignidad humana y a la intimidad.

Ejemplo de solidaridad, trabajo y estudio

Aunque salió ilesa del atentado del cual fue víctima cuando fungía como concejal de Bogotá, ¡cuál no sería el sufrimiento de esta mujer fuera de su patria, lejos de su hogar, separada de sus hijos y familiares!  Una vez instalada en la ciudad de Ginebra (Suiza), laboró en una dulcería para subsistir, como ella misma lo ha dicho. Empero, pronto se repuso y se dedicó a orientar a sus compatriotas de Colombia y de América. Ella recibe a quienes llegan sin recursos, les arma una bienvenida, les prepara un asado, los ubica en casas de refugiados y amigos, lleva a los trabajadores a la OIT, conduce a las víctimas al Comité de Derechos Humanos de la UNO.  Estudia, aprende computadores, se apropia del francés como una segunda lengua para dictar conferencias sobre los problemas colombianos durante sus largos años de exilio en varios países de Europa, sin descuidar la actividad política.   

Continuando con la Candidata en Medellín, unos temas puntuales

En su discurso encendido de amor por Colombia, destacó la alianza para lograr la realización de la paz por encima de todas las diferencias políticas e ideológicas; la nacionalización de las notarías – que ahora son privadas – para destinar los dineros del notariado al pago de las pensiones de todos los colombianos, hombres y mujeres, mayores de 65 años, y señaló en esa reivindicación general a los campesinos, los vendedores ambulantes, las modistas, los zapateros, a todos los subempleados quienes no tienen un trabajo digno del cual devengar siquiera un salario mínimo; la renegociación de los TLC, cuya implementación quebró por completo la industria colombiana, principalmente la antioqueña, pujante en otro tiempo, e invitó a los industriales y al pueblo todo a defender este patrimonio que ha sido barrido por el libre comercio y el neoliberalismo, y finalmente, también como elemento de una amplia confluencia de fuerzas, la defensa de nuestros recursos naturales, la pesca marina, los humedales, los ríos, los páramos, las selvas y los saberes ancestrales de los cuales quieren apoderarse las transnacionales mediante el  método abusivo de patentarlos como suyos.

Una conducta inusitada en la política de la izquierda democrática

Consecuente con su propuesta para logar la unidad que pregona en una alianza de gran amplitud, invitó a votar por todos los movimientos alternativos: por el POLO, por la Alianza Verde, por los indígenas, por MAIS… y no solamente por su partido la U.P.  Esta postura fue considerada como algo verdaderamente distinto y refrescante, ajeno a todo grupismo.  Por eso, muchos comentaron con alegría que su ejemplo de apertura la convierte en una verdadera líder del pensamiento unitario, de ideas claras y  palabra confiable.

De ordinario, los candidatos llaman a todo el mundo, sin exclusión, a votar por ellos. Pero no es usual que llamen a votar por otros. Es la primera vez que un candidato de izquierda se expresa de esta manera en la plaza pública invitando a votar por otros partidos y movimientos democráticos, y ello explica el ascenso constante de la candidata Aida Avella en la intención de voto, como lo registra el diario El Tiempo del Domingo 2 de marzo y la última revista Semana.

Los cinco puntos del programa que ventila en todo el país, para cuya realización llama al acuerdo nacional y a votar por todas las demás listas democráticas y no sólo por la UP, hacen de Aida Avella el personaje del momento, que inesperadamente se convirtió en la jefe de debate de todos los movimientos alternativos, capaz de liderar un amplio espectro por la construcción de la democracia real en Colombia.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estos tags en HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>